El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha considerado «un éxito» la Mesa Regional del Agua, y ha asegurado que el hecho de que el borrador de posición común presentado en su seno recoja «todas y cada unas de las aspiraciones» permite «aventurar» que en la segunda reunión de esta Mesa, que «será en marzo», se pueda cerrar, por primera vez en la historia, un documento de posiciones que representa los intereses de todos los ciudadanos.

Martínez Arroyo, que ha recordado que en el borrador se viene trabajando «desde hace tiempo», ha valorado que en esta primera cita se haya conseguido «que haya intervenido todo el mundo que ha querido intervenir» y que haya habido «muy buen talante».


Advertisement

En declaraciones a los medios en Albacete al finalizar el encuentro, ha comentado que se siente con «el respaldo» de todos los participantes, independientemente de que «pueda haber matices», y por eso se va a seguir trabajando en cuestiones «de más detalle», relacionadas con el abastecimiento, la depuración, las cuencas del agua, pero ha dicho «atreverse» a decir que, en Castilla-La Mancha, ésta va a ser «la Legislatura del agua».

El documento, que parte de la afirmación de que el agua es un bien público, recoge «la defensa de los intereses de la región» y «de manera explícita» contar con información técnica precisa de cada una de las cuencas hidrográficas para poder tomar decisiones, y también «impedir los trasvases al Segura, al levante» para regadío y limitar «la solidaridad, que es la más grande de toda España, para el consumo humano».

En el documento queda reflejado también, ha dicho, que hay que ofrecer soluciones a todos los regantes y todos los que viven en los pueblos de Castilla-La Mancha y que hay que garantizar el caudal ecológico mínimo del Tajo y el futuro de los humedales del Alto Guadiana, incluidas las tablas de Daimiel.

El calendario de la Mesa dependerá de los avances de las próximas semanas pero ahora, el objetivo principal es concluir «con la firma de todas las entidades» para tener «una fuerza muy grande» en la defensa del agua para la región.



En marzo se decidirá «la periodicidad» de la Mesa pero ha defendido que va a ser «un instrumento muy útil» para desarrollar políticas del agua.

Sobre las críticas de que haya habido demasiados intervinientes, Martínez Arroyo ha admitido que están «los intereses más extremos y contradictorios entre sí», pero ha dicho que se queda con el borrador que se ha presentado, porque cada organización ha hablado de sus intereses pero «ninguno ha cuestionado ninguno de los planteamientos que figuran en el documento», en el que se ha trabajado con esfuerzo en el último año y medio.

ASAJA: «OJALÁ SALIERA UNA POSICIÓN DE MÍNIMOS»



De su lado, el secretario general de Asaja EN Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha valorado que se haya celebrado la Mesa Regional del Agua y ha expuesto que «ojalá saliera una posición de mínimos», pero ha lamentado que el planteamiento de futuro que la organización ve de la región no es positivo.

En declaraciones a los medios tras la cita en Albacete, Fresneda ha señalado que el planteamiento que tiene sobre el agua el Gobierno de España «no es bueno» para Castilla-La Mancha, y lo que ha de hacer el Gobierno de Castilla-La Mancha es un «enfrentamiento enorme» con el Ejecutivo central porque sus «planteamientos son lesivos» para esta comunidad.



Ha manifestado que la última gran infraestructura que hay en la región «la hizo la Dictadura» y desde entonces hasta la fecha «ha habido un debate estéril» que ha hecho mucho daño a la región y la ha puesto «a la cola» del desarrollo de las regiones.

Si bien ha confiado en que la Mesa del Agua «no acabe aquí», también ha reseñado que «si se ven las hemerotecas», lo que se observa es que «los que están en la mesa del frente son los únicos responsables» de la situación actual.


Advertisement
Advertisement

Para Fresneda, los partidos políticos «no han querido enfrentarse» y les ha «venido muy bien» el agua «para sus debates». También ha criticado que «se da legitimidad» para hablar y «libertad de expresión» a «gente que tiene muy poco que ver con el sector agrario».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here