1948 o 2018 las Fiestas se viven con la misma ilusión

Salones Epilogo

Hay cosas que nunca se cambian por nada, como el inicio de las fiestas patronales a golpe de pirotecnia, que dibujan chispas que parecen criaturas sacadas de cuentos de fantasía. Da igual los años o los siglos que pasen, el olor a pólvora es sinónimo de fiesta y, de para aquellos que tiene lejos el lugar durante el año, una excusa para volver a la localidad natal.

Tradiciones que aún se conservan como la subasta de los objetos donados a la virgen, o la solemne procesion de la Virgen de las Viñas. Las corridas de toros la Reina y damas ahora convertidas en Madrianas y Padrinoss. No todos los años se inaugura un campo de futbol, como ocurrió en Tomelloso en 1948. Pero ese campo de fútbol y esos ánimos de deporte perduran: ciclismo, petanca, pesca….


Vinicola Inline

Los años pasan, los sitios cambian, las personas también. Pero aun queda en la memoria como fueron los bailes y las tradiciones que han hecho de Tomelloso lo que es hoy en 2018, 70 años después. Que nosotros envejeceremos también, pero a pesar de que la memoria pueda llegar a juzgarnos malas pasadas, el corazón siempre tira a la tierra.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here