Personas mayores y con discapacidad de Castilla-La Mancha ya pueden beneficiarse de un servicio de apoyo a la hora de hacer la compra cuando acudan a los supermercados de la Comunidad Autónoma que cuenten con el distintivo de compra asistida, entre los que ya figuran 28 establecimientos de las cinco provincias de la región.

Así se ha puesto de manifiesto este miércoles durante la firma del convenio para la puesta en marcha de esta iniciativa, rubricada por el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, con responsables del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de Castilla-La Mancha, la Asociación nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), la Asociación de Supermercados de Castilla-La Mancha (Asucam) y la Asociación de Cadenas Española de Supermercados (ACES).

Contar con un distintivo de compra asistida supondrá que los establecimientos pondrán a disposición de los consumidores que tengan ese perfil específico a personal de referencia, formado y sensibilizado, que acompañará a las personas con discapacidad o con movilidad reducida a la hora de hacer su compra en el supermercado.

El personal que ofrecerá este servicio, que se dará siempre a demanda para preservar la autonomía de las personas mayores o con discapacidad, estará «debidamente identificado, visible, para las personas que necesiten orientación», ha detallado Escudero.

El convenio recoge que el sector de la distribución se compromete a formar al personal que asistirá a las personas que lo demanden e incluirá esa formación en su catálogo de cursos, mientras que el Cermi, que ha elaborado una guía a tal efecto, se hace cargo de esa formación.

Los supermercados adheridos también contarán con una señalización específica en su interior, puntos de información o zonas sensibles y sistemas para evaluar la satisfacción con el programa.

Un servicio que, como ha incidido el consejero, «no existe en ninguna comunidad autónoma del país», lo que hace que los implicados estén «muy satisfechos de poder ser ejemplo» o motivación para otros.

El convenio también recoge la puesta en marcha de un espacio de compra online o telemática a través de aplicaciones accesibles para que cualquier persona con discapacidad pueda realizar esa compra, que podrá recibir en casa de forma gratuita, ya que a este colectivo se le da prioridad en las entregas.

COMPRA INCLUSIVA

El consejero ha reseñado que este es un día importante porque se da «un paso decidido» en la apuesta por los derechos de las personas con discapacidad y se apuesta por una «compra inclusiva y accesible, en igualdad de oportunidades».

Con 28 establecimientos ya adheridos en la Comunidad Autónoma, ha aprovechado la comparecencia para animar a muchos otros a que se sumen a esta campaña que sirve para «extender derechos», y ha animado a los consumidores a apostar por este tipo de supermercados y, por tanto, por un modelo «más igualitario».

Para dar visibilidad a los establecimientos y al sector, en el portal de Consumo se subirá un listado identificando a cada uno de esos establecimientos y las localidades donde se ubican.

«El camino, cuando se hace sumando esfuerzos y capacidad, llega mucho más lejos», ha manifestado, resaltando a continuación el «ejemplo positivo» para la sociedad que ha dado tanto la Administración pública, como el Tercer Sector y las empresas de distribución, que llevan un año trabajando en este proyecto, y que han jugado «un papel esencial».

MEJORAR EL SERVICIO

Precisamente, el director general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, Javier Millán-Astray, ha valorado la capacidad de «aunar voluntades» para alcanzar este acuerdo, que empezó a fraguarse con el inicio de la pandemia, lo que ha servido para realizar pero «de forma práctica» los conocidos como ‘test de estrés’ -pruebas de resistencia para determinar la estabilidad de un producto o servicio-, superándolos «con mucho éxito».

Millán-Astray ha significado que el camino que se ha iniciado para poner en marcha este servicio especial «está comprometido», ya que no solo se ha formado a los trabajadores de los centros, sino que se ha metido en la dinámica de las empresas la voluntad de ver cómo se mejora el servicio para las personas con discapacidad.

De su lado, la presidenta del Cermi Castilla-La Mancha, Cristina Gómez, ha asegurado que este es un «día emocionante», por lo que ha agradecido tanto el trabajo de las empresas como la sensibilidad del Ejecutivo regional para mejorar el servicio de compra, algo que ha confiado en que «se extienda».

Gómez ha detallado, a preguntas de los medios, que el servicio de compra asistida está preparado para atender «cualquier tipo de discapacidad», ya que además de la formación del personal, los supermercados adheridos deberán tener sus instalaciones adaptadas. En el caso de los supermercados pequeños, el hecho de conocer a los consumidores puede facilitar esa labor.

Los 28 establecimientos comerciales que ya disponen de este servicio son El Corte Inglés, el Supercor, el Alcampo, el Carrefour y tres establecimientos Consum en Albacete capital; el supermercado Teógenes Ruiz de Alcázar de San Juan (Ciudad Real); dos Consum de Almansa (Albacete), otro Consum en Casas Ibáñez (Albacete) y otro más en Casasimarro (Cuenca), dos Mercadona en Ciudad Real capital y el Alcampo de Cuenca capital.

También El Corte Inglés-Hipercor de Guadalajara, los supermercados Consum de Hellín, Madrigueras y Munera, todos en la provincia de Albacete; El Corte Inglés de Talavera de la Reina (Toledo), el supermercado Teógenes Ruiz de Tarancón (Cuenca); el Consum de Tarazona de la Mancha (Albacete); el Supercor, los tres Mercadona y el Alcampo de Toledo capital y el Simply de Valdepeñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here