Para conmemorar el Día del Libro hemos querido entrevistar a tres escritores relativamente jóvenes de Tomelloso. Tres estilos distintos pero una misma pasión, en la que la “Atenas de la Mancha” ve reflejado el espíritu de García Pavón, Eladio Cabañero, Félix Grande, Dionisio Cañas, y muchos más literatos de renombre salidos de esta ciudad pequeña, o pueblo grande de tradición vitivinícola, cuya seña de identidad está cada día más ligada al arte y la cultura.

VICENTE MARTÍNEZ

Vicente Martínez es un conocido abogado con una gran vocación literaria, que acaba de publicar su segunda novela “La belleza del miedo”, cuatro años después de su primera novela “La chica de la linterna” , y con él empiezo esta serie de entrevistas.

Pregunta: Acabas de publicar tu segunda novela. Me gustaría saber tus sensaciones con respecto a la primera vez que publicaste, porque imagino que las emociones son distintas en una «ópera prima» a la segunda ¿no es así?

Respuesta: Claro que es así. Con la primera novela me sentía más expuesto a la crítica y más desnudo ante lo que pensaran todos los lectores. Ahora no es que no me sienta expuesto, pero tengo la coraza que me proporcionó la chica de la linterna y así me siento más seguro.

P: Recuerdo mi primera visita al Museo del Prado con unos 8 o 9 años, y cómo esa visita influyó para que en ese momento tomase la decisión de que quería ser pintor. No sé si en el caso de la literatura hay un momento determinado cuya circunstancia te inspira para querer ser escritor ¿Hay alguna obra literaria que te haya influido tanto como para decidir que querías ser escritor?

R: Lo que me influyó para ser escritor fueron los estudios de Filosofía que hice hace más de treinta años. Ese pulso siempre ha estado latiendo, mirándome y persiguiéndome, hasta que lo he recuperado escribiendo. No sabría decirte una obra concreta, pero si tengo en mi memoria La Nausea de Jean Paul Sartre y el nacimiento de la tragedia de Nietzsche.

P: En estos tiempos de redes sociales e información digital, en el que las personas no son capaces de apartar un poco de su tiempo libre para leer, parece que el ejercicio pausado de disfrutar de la lectura empieza a ser una utopía ¿Qué le dirías a todos esos lectores potenciales para animarles a disfrutar de esa maravillosa pasión que es la lectura?  

R: Que un libro es un alma abierta para un lector, es un diálogo profundo que mantienes con alguien que no conoces y que, a lo mejor, ha fallecido hace más de mil años. Un libro es un amigo, un amante, un maestro, un tesoro que se conservará siempre gracias a los lectores. ¡Colaboren con la riqueza inmaterial de la humanidad! ¡Lean! No se perviertan.

P: ¿Qué significado tiene la fotografía de la portada de la belleza del miedo?

R: La fotografía, de mi querido Javier Carrión, es una interpretación del cuadro que es la historia central de la novela, la belleza del miedo. Porque, como dijo Fran Navarro en su libro de poesía “el bello mundo”, la belleza se puede encontrar hasta en los lugares y gestos más violentos, crueles y trágicos, y en el miedo también hay belleza y la novela lo describe y lo pinta.

ANA MORAGA

Ana Moraga es otra escritora tomellosera joven y apasionada, dedicada a la investigación, reparte su tiempo entre sus dos pasiones: La ciencia y la literatura.

Pregunta: Hace unos meses que publicaste tu primera novela, y sé que a pesar de las circunstancias actuales «La Oscuridad» ha funcionado muy bien. Me consta que estás trabajando en tu segunda novela ¿Me puedes adelantar algo de tus planes a medio plazo?

Respuesta: La verdad es que teniendo en cuenta que no he podido hacer ninguna presentación y que no soy una persona activa en redes sociales, la difusión de la publicación de la novela ha funcionado mucho mejor de lo que podía esperar para ser mi primera incursión en el mundo literario. Ha sido a nivel local pero debo decir que todo mi entorno y amigos han tenido la generosidad de apoyarme y estoy muy agradecida a todos ellos.

Respecto a mi segunda novela, El Feriante, avanza y crece rápido. Estoy contenta con la evolución pero aún me llevará unos meses terminarla pues esta vez quiero darle mucha más importancia al proceso de corrección profesional y eso llevará algún tiempo extra. Si todo va bien, espero que a finales del verano esté lista.

P: La pregunta que me gusta hacer a todos los artistas en general es: ¿Hay alguna obra literaria que te haya influido tanto como para decidir que querías ser escritora?

R: No soy nada original con mis gustos y con los autores que me han influido. Hay uno en especial al que sitúo por encima del resto, por quien siento una profunda admiración y al que, hasta hoy, considero el mejor narrador. Es Gabriel García Márquez. A pesar de que mi estilo diste muchísimo de parecerse al suyo, su obra es la que más me ha influido. Siempre que he leído alguna de sus novelas he soñado con los personajes y los lugares que tan bien describía, y con ese realismo mágico que te eleva a un lugar diferente. Es, sin duda, una fuente de inspiración para mí. De hecho, una de las primeras veces que sentí el impulso de escribir acababa de leer El amor en los tiempos del cólera. Es difícil explicarlo, simplemente sentí que yo también quería contar una historia y hablar de amor y de muchas otras cosas, aunque luego guardara ese texto en un cajón y me olvidara de él. La semilla de la curiosidad ya estaba puesta en el lugar adecuado.

P: Para conmemorar el día del libro ¿Qué le dirías a todos esos lectores potenciales para animarles a disfrutar de esa maravillosa pasión que es la lectura?

R: La lectura es un hábito y como tal, al principio cuesta acostumbrarse a dedicarle tiempo y a preferir esa actividad a otras, pero hay que tener paciencia porque cuando conectas con una historia la sensación es única, y tu mente va a dibujar los escenarios y a los personajes y eso la convierte en un poco tuya. Eso es lo que creo, cuando un libro llega a las manos de un lector, ya le pertenece, pues él o ella creará su propia versión de lo que se le cuenta y eso es el mayor estímulo para la creatividad y el entretenimiento. Al menos lo es para mí. La lectura es un descubrimiento personal, es magia y es placer.

FRANCISCO NAVARRO

Fran Navarro es el más joven de este trío (actualmente tiene 27 años). Estudió Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, y al contrario de Ana y Vicente, su especialidad es la poesía. En 2019 publicó su primer libro de poemas “El bello mundo”.

Pregunta: Hace dos años que publicaste tu primer libro de poemas, y sé que estás tras la publicación de tu segundo libro (también de poemas). Está claro que la narrativa suele tener más lectores que la poesía, no obstante tu estilo de poesía es muy actual y atractivo ¿Te has planteado escribir narrativa?

Respuesta: “El bello mundo”, mi primer libro, ha tenidoun relativo éxito, y está siendo traducido al polaco y también ha sido parcialmente traducido al inglés. El segundo libro lo tengo escrito y ya está en manos de algunas editoriales. Pero todavía no tengo nada seguro. Respondiendo a tu pregunta: sí, he intentado escribir varias novelas pero siempre he fracasado en el camino. Por el momento no he conseguido trasladar la ambigüedad que permite un poema al ámbito de la novela aunque, como digo, lo he intentado. Mi intuición es que en algún momento lo volveré a intentar. Aunque ahora mismo me interesan mucho aquellas obras que no encajan en la distinción entre géneros literarios: creo que en lugar de ponerme a escribir una novela voy a intentar desdibujar ese límite entre la novela y la poesía. No me preguntes cómo, porque aunque he leído algunos libros que lo han hecho, no tengo ni idea. Sin embargo, sé que en el futuro me gustaría explorar esa vía.

P: Al igual que al resto de mis entrevistados te hago la misma pregunta: ¿Hay alguna obra literaria que te haya influido tanto como para decidir que querías ser escritor?

R: Creo que no hay nada que te haga ser escritor como tal. Yo mismo no sé por qué escribo; simplemente siento que hay momentos en los que es necesario. De hecho, durante muchísimo tiempo, yo no tenía nada claro que quisiese escribir. Fue más bien a partir de los veintitrés o veinticuatro años cuando me di cuenta de que quería apostar por la escritura. Si tuviese que decir “algo” que me empujase a escribir, no señalaría una obra concreta. Diría más bien que hubo un momento en el que me di cuenta de que había ciertas cosas, cierto tipo de conocimiento, que solo se podía aprender a través de la poesía. Esto fue casi como descubrir un mar: darse cuenta de que no se escribe sobre lo que se sabe, sino dirigiéndose hacia lo que no se sabe.

P: En estos tiempos de redes sociales en que la lectura es una actividad rápida y efímera ¿Qué le dirías a todos esos lectores potenciales para animarles a disfrutar de esa maravillosa pasión que es la lectura?

R: Bueno, la gente sí lee, solo que los textos que se consumen (en Twitter, por ejemplo) no forman parte de ningún libro. Lo que yo le diría a alguien para que leyese -en el caso de que se pudiese “convencer” a alguien para leer, que tampoco lo tengo claro- es que leer te ayuda a comprender mejor lo que te rodea. Una ruptura amorosa la vas a afrontar mejor si has leído Gente Normal de Sally Rooney. No vas a pensar lo mismo sobre el amor después de leer La educación sentimental de Flaubert. El tiempo pasa de una manera distinta después de leer a Virgina Woolf. La lectura no es una suerte de apostilla insustancial al mundo. Por el contrario, leer es ver más y ver mejor. Y oye ¡Que vida solo hay una, y a mí no me gustaría pasar por alto nada de este maravilloso mundo en el que vivimos!

Para este humilde entrevistador, aficionado a la literatura y todas las manifestaciones artísticas, ha sido un inmenso placer entrevistar a tres escritores apasionados. La literatura es algo maravilloso, es la sublimación del lenguaje que crearon los primeros seres humanos para poder comunicarse, y no cabe duda que los libros hacen de este mundo un lugar un poco más bello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here