El pasado año los últimos retoques en la plaza, frente a la fachada de la Parroquia de La Asunción de Nuestra Señora cambiaban el itinerario de la procesión más solemne de la Semana Santa.

La Hermandad del Cristo, es la encargada cada año de abrir el cortejo procesional. Con ella, el desfile de dos pasos por un lado La Crucifixión de Jesús y por otro el Cristo de la Misericordia. La acompañan sus costaleros vestidos de azul y beige.

Continuaba la procesión con las Hermandades de Jesús del Perdón y Cristo del Calvario que seguían la marcha con dos tronos, el Calvario y La Virgen de la Esperanza.

Aún podemos ver a los miembros de la Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad en el Descendimiento ataviados con capas negras y acompañando El Santo Sepulcro. Escoltando el féretro de Jesús, un piquete de la Guardia Civil. El terciopelo negro y capuz blanco correspondía a los nazarenos de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad encargada de cerrar la procesión.

Lo más bonito de seguir viendo esta procesión cada Semana Santa sin duda es el respeto y el silencio que inunda las calles de Tomelloso a cada paso. El respeto y la solemnidad que muestra cada una de las Hermandades que forman parte de este Viernes Santo. Sin duda una devoción, que traspasa año tras año.

IMÁGENES DE LA PROCESIÓN DE LA «MUERTE Y ENTIERRO DE CRISTO DE 2017

 



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre