INGREDIENTES:

  • 800 gr de harina
  • Una cucharada sopera de sal
  • Una cucharada sopera de bicarbonato (rasa)
  • 2 vasos de agua

MODO DE HACERLO:

Se pone en un recipiente la harina y en el centro se le pone la sal y el bicarbonato, mezclándolo todo para después añadirle el agua. Se remueve durante un buen tiempo hasta que quede una masa algo dura, pero bien integrada (si es necesario se le pone algo mas de agua).

A continuación se saca del recipiente y se amasa hasta que quede suave.



Se va cortando en porciones, se estira a mano o con un rodillo y se fríe en una sartén con aceite de girasol a fuego fuerte.

Se puede tomar con leche, café o ponerles por encima azúcar y canela.



Estas tortas se solían hacer a final de mes cuando los recursos escaseaban, o bien en el campo, cuando se acababa el pan, era una forma de conseguir algo parecido al pan sin horno.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre