La diputada regional del PP Cortes Valentín  aseguró en Tomelloso que el 2016 “ha sido un año perdido para los servicios sociales” de Castilla-La Mancha. En un encuentro con los medios, Valentín,  manifestó que de ese año solo han quedado las fotografías, de las que García-Page es un experto. En cuanto a Tomelloso, defendió que a la ciudad llegan más fondos para servicios sociales cuando gobierna el PP que cuando lo hace el PSOE.



Señaló que durante el pasado año la Ley de Garantías de las Personas con Discapacidad ha estado “totalmente paralizada”. Una ley que nació con el Gobierno del PP y con las aportaciones del sector y que durante los cerca de dos años del Ejecutivo de Page no se ha desarrollado.

El 2016 ha sido también un año perdido para las personas mayores, continuó la diputada. Así, señaló Page “va prometiendo por donde va apertura de nuevas residencias”. Pero deja olvidadas las que hay, señaló, que son mantenidas por los Ayuntamientos y las entidades privadas que pagan a los trabajadores, la luz y alimentos de los mayores. Al 30 de octubre, explicó Valentín, el estado de ejecución de esa partida estaba al 2.5 por ciento, de 13 millones, 51.000 euros. En cuanto a los programas que realizan las entidades públicas y privadas destinadas a mayores y que en el mes de octubre su estado de ejecución estaba a cero, dijo la diputada.

En cuanto a dependencia, Cortes Valentín aseveró que García-Page ha sido un “incompetente total, que nos ha dejado a más de 30.000 personas dependientes desprotegidas”. Señaló la diputada que hay 4.413 personas sin valorar, a 30 de noviembre, siendo 870 los que se han incorporado a esa lista en el citado mes.  “De ellos se acordó Page en su debate de investidura, diciendo que en un año  iba a eliminar esos expedientes”. Hay, además 24.000 personas en “el limbo”, que están valoradas, pero no les llega prestación, enumero Cortes Valentín. Dijo que hay 3.260 prestaciones económicas menos desde junio de 2015.



La diputada se quejó de que las ayudas a las familias numerosas han llegado una vez pasada la Navidad. Se trata, explicó Valentín, de unas ayudas de 200 euros que hubiesen permitido a 15.000 familias pasar unas familias más dignas. Por otra parte, afirmó que, según UNICEF, el 40 por ciento de los niños de la región se encuentran en riesgo de exclusión social. Críticó que la consejera anunciase que en septiembre “vería la luz el Plan Estratégica contra la Pobreza y estamos en enero no se ha presentado nada”.

El 2016 ha sido un año en el que “a este presidente se le ha llenado la boca de ser un dirigente con alma y corazón”, manifestó, y lo único que ha hecho es “pegarle un palo a las políticas sociales”, actuando “con un corazón de piedra con los más débiles”.

Y el 2017 empieza con recortes, aseveró Valentín, así, para Tomelloso “vienen 60.000 euros menos” para el Plan Local de Inclusión Social (PLIS). Recordó que fue un plan que Tomelloso consiguió en 2014, con el Gobierno de Cospedal y con una financiación de 180.000 euros. Para el 2017 el PLIS está dotado con 120.000 euros, “un recorte de 60.000 euros”. Son recortes a programas dirigidos  a las familias más vulnerables o a programas de mejora a la empleabilidad o menores y jóvenes en riesgo de exclusión, enumeró Valentín.  Defendió que a Tomelloso  “llegan más fondos para servicios sociales cuando gobierna el PP que cuando lo hace el PSOE”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre