Es ahora en verano cuando solemos tomar a diario gazpachos y cremas frías, aprovechando además que es la época en la que la naturaleza (y el huerto) nos regala con un sinfín de frutas y hortalizas.

Nuestra zona es famosa por los melones y sandías, por lo que tenemos una buena excusa para hacer nuevas sopas frías o gazpachos, porque estas frutas se pueden usar como un primer plato, y no sólo como postres y para recetas de dulces. Quiero recordaros que un toque ligeramente dulce para un gazpacho lo hace mucho más apetecible, y si no lo creéis comprobadlo.



Como siempre os recomiendo que hagáis la receta y a partir de ella probéis buscando la mezcla que más se adapte a vuestros paladares.

 



GAZPACHO DE SANDÍA

Ingredientes: 1 Kg de sandía – 5 tomates medianos –  ½ pimiento rojo – 1 diente de ajo – vinagre – aceite de oliva virgen extra – sal.



gazpacho-sandia

 



Elaboración: Se trocean los tomates, se trituran y se pasan por el chino. Se echan en un vaso batidor o en un bol grande los trozos de sandía sin pepitas, el puré de los tomates, el diente de ajo y el pimiento troceado. Se tritura todo y se le va añadiendo agua fría hasta que quede la consistencia que queramos (en este caso yo aconsejo que sea bastante líquido).

A continuación añadir una cucharada de vinagre y con la túrmix dentro en marcha ir añadiendo el aceite en un hilo dejando que se emulsione la mezcla. Rectificar de sal y enfriar.



Para servir: en platos soperos, cuencos o copas de postre con unas hojas de menta. Acompañado de unas brochetas de sandía y salmón ahumado será un primer plato de diez.

 



AJOBLANCO DE MELÓN

Ingredientes: 1 Kg de melón – 250 grs. de miga de pan – 80 grs. de almendras peladas – 30 grs. de piñones – 1 diente de ajo – vinagre – aceite de oliva virgen extra – sal.

ajoblanco

Elaboración: Poner la miga de pan en remojo, escurrirla y echarla en el recipiente donde vayamos a triturarlo todo. Añadir el melón, el ajo y los frutos secos. Triturarlo todo bien, añadir una cucharada de vinagre y emulsionar todo con el aceite de oliva. Rectificar de sal y enfriar.

Acompañar con virutas de jamón o con bacalao ahumado o ligeramente desalado. Aunque el ajoblanco de acompaña normalmente de uvas moscatel, al llevar el melón requiere de un sabor de contraste como son salazones o ahumados. Y por supuesto todo aquello que vuestra imaginación y sentido común crean conveniente.

Los gazpachos, como dije la semana anterior, maridan bien con vinos blancos suaves. Probadlo con algún vino más éxotico, con un txacolí de Guipúzcoa, o un viño verde portugés.

¡BUEN PROVECHO!



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre