Así lo han reclamado desde la Asociación Provincial de Autoescuelas, presidida por Justo Ruiz de la Hermosa, quienes han manifestado a través de una nota de prensa su disconformidad por las declaraciones realizadas por la Jefa de Tráfico en Ciudad Real, Raquel García, la semana pasada.

Esta Asociación, incluso reconociendo el esfuerzo realizado por la Jefatura de Tráfico, no puede hablar de que se haya conseguido” la normalidad” en los exámenes de conducir tras la huelga de examinadores, pues existe un agravio comparativo con las autoescuelas del resto de provincias de Castilla-La Mancha, las cuales examinan todas las semanas.



Esto está provocando un “trasvase de alumnos” a provincias limítrofes, ya que no pueden soportar los plazos de Ciudad Real. El conseguir un examinador de apoyo “itinerante” y el aporte económico para realizar horas extras, no es suficiente para paliar esta angustiosa situación.

Históricamente, la plantilla de examinadores de Ciudad Real estaba formada por 10 examinadores y en los dos últimos años se ha pasado a 5, sin ninguna perspectiva de recuperar la situación “normal” hasta la fecha. Por lo tanto, la situación no está ni mucho menos normalizada, lo que hace que las autoescuelas estén pasando una situación insostenible obligando a algunas al cierre.



La junta directiva de esta Asociación se está planteando nuevas medidas para paliar el enorme daño que está provocándoles esta falta de exámenes.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre