La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, lanzó anoche un mensaje de prudencia a todos los ciudadrealeños desde Villarta de San Juan para que no abandonen la responsabilidad a la hora de celebrar las fiestas patronales que van a empezar a sucederse a partir del comienzo del verano

Olmedo, que asistió anoche a la inauguración de las fiestas de Villarta en honor de San Juan Bautista, recordó que en Ciudad Real se llevan administradas casi medio millón de vacunas y que esta semana ha empezado la vacunación de los treintañeros y se congratuló de que llevemos quince días sin fallecidos en Ciudad Real.

No obstante, y a pesar de que el sábado expira la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre, la representante del Gobierno de Castilla-La Mancha en la provincia reiteró las llamadas a de prudencia y pide a los ciudadrealeños que no dejen de lado las precauciones y la distancia social para prevenir los contagios porque, gracias a nuestra alta tasa de vacunados, el coronavirus “está en retirada, pero no derrotado” y “aún falta para eso”.

La delegada de la Junta de Comunidades hacía estas declaraciones durante la inauguración de las fiestas patronales de Villarta de San Juan en honor de San Juan Bautista, de las primeras del calendario festivo estival de la provincia que se pueden celebrar con cierta normalidad gracias a la buena evolución de los contagios y de la vacunación.

Olmedo acompañó a la alcaldesa, Irene Ruiz, en la ofrenda floral al Santo y al acto inaugural de las fiestas, que consistió en la proclamación de la reina y damas y la lectura del pregón de Pilar Zamora Alcázar, y animó a las villarteras y villarteros a disfrutar de estos días de fiesta, pero sin olvidar que “estamos cerca, pero todavía no hemos llegado a la normalidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here