Este repunte ha venido motivado fundamentalmente por las fuertes subidas experimentadas en las provincias de Toledo y Guadalajara. Así, Toledo sumó a 1 de enero de 2020 703.772 habitantes, 8.928 más que el año anterior; mientras que en Guadalajara había 261.995 personas censadas, 4.233 más.

La provincia de Albacete, por su lado, ganó 103 habitantes hasta los 388.270; mientras que Ciudad Real y Cuenca han perdido población. En el caso de la provincia ciudadrealeña, se ha dejado 716 habitantes asta 495.045; y Cuenca sigue en caída y sumaba a principio de año 196.139 habitantes, 190 menos.

GUADALAJARA AUMENTA SU VENTAJA



En cuanto a las ciudades más pobladas de la región, todas las capitales de provincia aumentan población a excepción de Cuenca, que sigue perdiendo población hasta colocarse en 54.621 habitantes, 69 menos que el año anterior.

Albacete escala hasta 174.336 habitantes; Ciudad Real supera los 75.000 habitantes por primera vez en su historia y se pone con 75.504; Guadalajara consolida su segunda plaza como ciudad más poblada con 87.484 –en 2019 contaba con 85.871–; y Toledo también sube, de 84.873 a 85.811.

Talavera vuelve a ganar, en este caso 246 habitantes, hasta situarse en una población total de 83.663 personas; mientras que Puertollano sigue en caída libre y se deja más de 400 censados situándose en 46.607.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre