Un total de 5 municipios de Ciudad Real han ganado más del 1 por ciento de la población anual en los últimos, desde 2000 a 2020, mientras que 13 han perdido más del 2 por ciento. Las poblaciones que han crecido son Tomelloso, Ciudad Real, Pozuelo de Calatrava, Miguelturra y Poblete, siendo este último el que mayor porcentaje ha experimentado, con un 6,2 por ciento de crecimiento.

Así lo han señalado este martes los profesores de la UCLM Ángel Raúl Ruiz Pulpón, del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio, y Francisco Ruiz del Departamento de Tecnologías y Sistemas de Información, junto con la vicepresidenta primera de la Diputación Provincial, María Jesús Villaverde Malagón. En la rueda de prensa han presentado la actualización del informe de despoblación y la web d2cr.uclm.es.

Ruiz Pulpón ha destacado que para el informe han trabajado con más de 560.000 datos en bruto y 5 cuadros de mando interactivo, que pueden visitarse en la web. Asimismo, ha explicado que la información obtenida para el estudio incluye datos hasta justo antes de llegada de la pandemia y que el próximo informe «contará con la situación post pandemia».

A través del estudio de los flujos de salida y entrada a los municipios o la duración de los residentes en un lugar concreto respecto a los que nacieron en la provincia, el informe ha concluido que entre 2000 y 2020, la provincia ha crecido un 0,19 por ciento en población. Asimismo, entre 2015 y 2020 ha perdido habitantes, «una dinámica similar al resto de provincias de interior españolas».

Además, la provincia perdió 716 personas en 2020 respecto a 2019, «bastantes menos que entre 2018 y 2019». Por otro lado, la diferencia entre los que nacen y mueren presenta un dato negativo de -0,1 por ciento, mientras que las migraciones presentan un saldo positivo de más de 1.944 personas.

Entre los municipios que han perdido más del 2 por ciento de población anual, se encuentran Valdemanco del Esteras, Solana del Pino, Villar del Pozo, Los Pozuelos de Calatrava, Villanueva de San Carlos, Puebla del Príncipe, Fuenllana, San Lorenzo de Calatrava, Guadalmez, Ballesteros de Calatrava, Anchuras, Alamillo y Almedina.

Asimismo, ha detallado que las personas migrantes son las que marcan el ritmo migratorio «frente a un carácter de las migraciones internas bastante débil» y que aunque «a partir de 2019 se nota una pequeña tendencia de aumento de la población por las migraciones, el periodo de crisis fue un momento de sangría bastante importante que afecta a todos los grupos de edad».

Los habitantes de Ciudad Real prefieren la costa levantina o andaluza y capitales como Zaragoza o Madrid a la hora de emigrar mientras que, por proximidad geográfica, los arribados a la provincia llegan desde Toledo, Barcelona, Alcobendas o Fuenlabrada.

De su lado, Ruiz, encargado de la elaboración de la web, ha explicado que el informe incluye archivos PDF y Excel que se pueden descargar. Asimismo, «se trata de una herramienta que puede jugar un papel importante de diagnóstico para tener información elaborada y precisa».

Los datos en bruto pueden filtrarse por temáticas como «territorios y temporalidad», una información que se ha obtenido, según ha contado, a partir de 18 millones de registros originales. La web cuenta con cuadros de mando interactivos y datos de población desde el año 1900.

La vicepresidenta primera ha destacado que la diputación tiene dos objetivos para luchar frente a la despoblación a través de políticas de acciones y garantizando los servicios básicos de quienes viven en poblaciones en riesgo de despoblación.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí