La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha considera que no existen causas objetivas que justifiquen mantener por más tiempo las medidas de contingencia y emergencia en ciertos municipios de la provincia de Toledo ante la declaración oficial de un caso de rabia importado, por la que se dictan las normas obligatorias para la vacunación antirrábica y la desparasitación equinocócica de los cánidos domésticos de Castilla La Mancha.

Así se refleja en una resolución de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).agricultura

Una vez transcurridas 10 semanas desde la aparición del único caso de rabia declarado, teniendo en cuenta que el período de incubación de la enfermedad más frecuentemente aceptado es de 4 semanas, no se han confirmado ni notificado ningún otro caso probable.

También se ha evaluado la evolución epidemiológica de la enfermedad, y por lo tanto se considera que no existen causas objetivas que justifiquen mantener por más tiempo las medidas de refuerzo adicionales a las ya contempladas para el nivel de alerta 1 en el plan de contingencia.

Los veterinarios habilitados que dispongan de acceso al Sistema Informático de Identificación de Animales de Compañía (SIIA-CLM), una vez que hayan comprobado la correcta identificación y vacunación del animal así como la ausencia de sintomatología compatible con la rabia en el momento de la exploración, autorizarán el movimiento hacia fuera del área de restricción de animales de compañía sensibles a la enfermedad, tanto domésticos como exóticos, residentes en dicha área.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here