La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha calificado de «acierto» el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del sector agroalimentario, aprobado por el Consejo de Ministros este martes.

Un Perte que, según ha asegurado Fernández en rueda de prensa, beneficiará de manera «muy importante» al sector agroalimentario de Castilla-La Mancha, que además esta «muy gestionado» por el mundo cooperativo y la pequeña y mediana empresa y la industria agroalimentaria, que es el objetivo «esencial» del Gobierno, ha dicho.

«Vamos a intentar aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece este Perte, que es una acierto por parte del Gobierno», ha añadido la portavoz gubernamental, quien ha afirmado que «más allá de polémicas a las que hemos asistido en las últimas semanas, estos son hechos, hechos que en Castilla-La Mancha van a significar mucho».

Desde el Gobierno regional, ha recalcado su portavoz, esperan «pronto» que se llame a su Consejería de Agricultura para ver cómo se articulan los mecanismos de colaboración «imprescindibles» entre el Gobierno de España y el Gobierno de Castilla-La Mancha.

El Perte agroalimentario contará con una inversión pública de unos 1.000 millones de euros hasta 2023 y se prevé generar un impacto de partida en la economía de unos 3.000 millones de euros, estimándose además una creación neta de hasta 16.000 empleos, de los cuales Castilla-La Mancha se va a ver «muy beneficiado» porque el sector agroalimentario supone el 17 por ciento del PIB de la región.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí