La vuelta del turismo tras el parón provocado por el coronavirus ha provocado que los españoles decidan pasar sus vacaciones en alojamientos diferentes que les permitan vivir experiencias inolvidables como hoteles burbuja, cabañas o incluso monasterios.

Elegir ahora una escapada va mucho más allá de escoger el lugar ideal. Vivir experiencias originales es el principal objetivo que se han trazado los españoles tras la pandemia y los alojamientos juegan un papel clave en esta aventura.

Por eso no es de sorprender que establecimientos como los hoteles burbujas, conventos, palacetes o cabañas de retiro se hayan convertido en una nueva opción para los viajeros, mostrando en el último año un incremento muy importante en su demanda, según datos de Weekendesk.es, portal especializado en escapadas temáticas y turismo de proximidad.

La oferta de estos alojamientos atípicos, con servicios originales y un enfoque de lujo, ha contribuido a dar un importante impulso a muchas regiones. Tal es el caso de Valencia, Cataluña y Extremadura, donde las reservas de este tipo de hoteles han aumentado un 34% en comparación con el período previo a la pandemia.

En cuanto a las provincias, Alicante, Barcelona y Sevilla las ventas en estas categorías han tenido un repunte de 18%, con relación al período 2019/2020. Sin embargo, son la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha las regiones donde mayor auge han tenido en el último año.

Uno de los aspectos más atractivos es que estos alojamientos ofrecen paquetes con servicios para brindar una experiencia mucho más completa, siendo la gastronomía la que predomina acaparando el 30% de las reservas.

Algunos, incluso, añaden actividades wellness como clases de yoga, masajes y circuitos de spa. Aunque la esencia de estos planes es bastante luxury, el precio medio por pareja resulta bastante accesible: 174 euros, lo cual ha contribuido al éxito de su demanda.

GLAMPING BAJO LAS ESTRELLAS

Para quienes todavía no se han introducido en el mundo de los alojamientos poco convencionales y desean dejar al lado los hoteles tradicionales en su próxima escapada, Weekendesk propone estos cinco planes en entornos que, seguramente, el viajero guardará en su memoria toda la vida.

¿Quién dijo que ir de acampada tiene que ser una aventura de riesgo? Los glamping se han convertido en una de las opciones que más han revolucionado España precisamente por su originalidad y comodidad.

Estas habitaciones burbuja con un toque de lujo garantizan algo muy demandado en estos tiempos: privacidad. Las cabañas se sitúan en medio de la naturaleza, pero dentro de un espacio bastante amplio sólo reservado donde cada pareja podrá disfrutar de veladas al aire libre sin que nadie les moleste.

El Hotel Finca Las Beatas, en Villahermosa (Ciudad Real) ofrece una experiencia que incluye desayuno, cena tradicional y acceso al spa. Puedes hacer actividades al aire libre como senderismo, ciclismo, piscina en verano y hasta contratar un bautizo de buceo.

Las vacaciones en el último par de años se han replanteado y su concepto va más allá de salir de casa para conocer un destino. Los viajeros buscan ahora que esos días les aporten algo a su vida, preferiblemente bienestar.

Por ello actividades como los ‘retiros wellness’ se han convertido en la joya más deseada. Días de desconexión total en medio de la naturaleza, con un plan alimenticio 100% saludable, sesiones de yoga y meditación, además de masajes y tratamientos corporales en alojamientos donde la sostenibilidad es la norma. El plan ideal para dejar atrás el estrés y los meses de preocupaciones.

En el Shanti Som Wellbeing Retreat (Adults Only), en Marbella, situado en pleno Parque Natural Sierra de las Nieves, declarado reserva de la Biosfera, se podrá disfrutar de un alojamiento totalmente integrado en la naturlaeza.

Este resort se ha construido bajo los principios del Feng-Shui y con una decoración al estilo balinés. En sus instalaciones se pueden disfrutar de circuitos de spa, gimnasio, sesiones de yoga, masajes y otros tratamientos corporales, además de piscina en verano. El plan incluye: desayuno, cena gastronómica de tres platos, curso de yoga, meditación en grupo, masaje relajante, acceso a la zona de spa y cóctel de bienvenida.

CUANDO DORMIR EN EL CAMPO ES UN LUJO.

Los entornos rurales han pasado a ser un espacio de exclusividad para la conexión. Ahora las chozas han adoptado un nuevo concepto más orientado a ofrecer experiencias originales a parejas que quieren vivir la autenticidad de un entorno rural sin perder la comodidad de un entorno de lujo.

Infraestructuras a base de techos de paja, paredes de madera y barro, situadas en medio de praderas y campos, pero con un toque de elegancia y modernidad que invita a relajarse y desconectar.

El Hotel Ardea Purpurea Lodge, en Villamanrique de la Condesa (Sevilla) es un complejo de chozas marismeñas ubicadas en medio del Parque Nacional de Doñana, todas ellas con terraza privada y vistas al lago.

El hotel cuenta con la que es considerada la mejor piscina de la provincia, hecha de arena compactada para crear la sensación de una playa de agua salada, además de un restaurante que ha sido recomendado en la Guía Michelín. De hecho, el plan ofrece la posibilidad de disfrutar de su gastronomía de alta calidad con el desayuno y cena gastronómica de 3 platos.

Y para finalizar no podemos olvidar la historia, ya que si algo sobra en España son edificaciones históricas con una arquitectura impresionante.

Muchos de ellos han pasado a manos de hosteleros que han asumido el reto de darles una nueva vida, pero conservando su esencia con el propósito de que los huéspedes vivan una experiencia inmersiva en conexión con la historia y la cultura, donde el lujo se alza como protagonista. Los monasterios, los conventos, palacios y palacetes están ahora en punto de mira de los viajeros que anhelan ser tratados como unos verdaderos duques.

En el Hospes Palacio San Esteban de Salamanca, un convento de los dominicos del siglo XVI, los huéspedes pueden disfrutar de una excepcional vista a la Catedral y pasearse por los pasillos que recorrieron personajes como Cristóbal Colón o Francisco de Vitoria. El plan incluye desayuno, cena romántica y botella de cava.

En Aragón también existe la opción de disfrutar de un monasterio del Siglo XII. La Hospedería Monasterio de Rueda (3 estrellas) en Sástago tiene una ubicación privilegiada para hacer excursiones por el río Ebro.

Para los que deseen un poco de ciudad, Zaragoza se encuentra a 70 kilómetros. El plan incluye desayuno y un cóctel de bienvenida, además de la posibilidad de degustar platos de la cocina local en su tradicional restaurante.

Y para finalizar la opción de bungalows que se transforman en exclusivas suites. Y es que la conexión con la naturaleza es ahora sinónimo de buen vivir en todos los sentidos.

Los bungalow se han redefinido para ofrecer experiencias muy personales y con ese toque de exclusividad que tanto se busca hoy en día. Desde el cuidado en los detalles en la decoración hasta el entorno privativo que ofrecen a los huéspedes, este tipo de cabañas son ahora un enclave donde convergen el lujo y la tranquilidad sin perder de vista el principal objetivo: mimetizar con el entorno.

En el Complejo La Cigüeña, en Arganda del Rey (Comunidad de Madrid), situado a apenas 20 minutos de Madrid capital las cabañas deluxe con decoraciones temáticas ofrecen una experiencia inmersiva y vistas a los jardines, donde hay una piscina para los días de verano. El plan incluye desayuno y ambiente romántico para un fin de semana, además de salía tardía a las 13 horas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí