La diputada regional de Ciudadanos Elena Jaime ha lamentado que Castilla-La Mancha lleve 43 años sin celebrar elecciones en el campo, algo que ha considerado «necesario y urgente» al tratarse de un asunto relativo a los agricultores y la democracia. «La región lleva 43 años sin convocar elecciones al campo ¿Por qué se les está negando a los agricultores el derecho de representatividad desde 1978?», se ha preguntado.

Ante ello, ha dicho que caben dos actitudes políticas, «la cobarde» y que supone que cuando algo puede generar controversia no se toca; o una posición liberal como la que defiende Ciudadanos en la que apela a la libertad cuando algo no se controla y puede generar controversia.

«No me digan que ya están todos los agricultores representados porque hablo de los agricultores de hoy y no de los de 1978», ha indicado la responsable de Cs, que ha hecho un llamamiento a la democracia y a la libertad en el campo ante «un castigo continuo e injusto para los agricultores y ganaderos».

En este punto, ha dicho que el partido naranja no se conforma con la «infamia» actual que vive el sector agrario en la región y ha aludido al hecho de que otras comunidades autónomas como Madrid, Castilla y León o Cataluña ya han celebrado elecciones en el sector.

Así, ha calificado esta situación «de película de ciencia ficción» y ha añadido que es «triste e indignante» que a PP y PSOE «se les llene la boca» al hablar del campo castellanomanchego y que desde 1978 ninguno de los presidente que ha tenido la región «haya tenido a bien» celebrar una elecciones agrarias.

«Todos ustedes miran hacia otro lado como si no pasara nada. Es decepcionante», ha señalado Jaime que ha exigido que se elabore una ley y se convoquen elecciones en el campo. «De nada me sirve lo de votar cada seis meses solo cuando nos conviene. La democracia es de todos y para todos».

En su propuesta de resolución, que ha sido rechazada, Cs destaca la importancia de iniciar un proceso de actualización de la representación del sector agropecuario a través de un proceso democrático en el campo que concluya en unas elecciones libres, que no son convocadas en Castilla-La Mancha desde 1978, «lo que priva a nuestros agricultores y ganaderos de su derecho de representatividad real en órganos colegiados de carácter ejecutivo o consultivo tanto a nivel nacional como regional».

ES COSA DE JUNTA Y ORGANIZACIONES AGRARIAS

Desde el PP, el diputado Emilio Bravo ha dicho que este debate sobre las elecciones en el campo no es en las Cortes donde se debe celebrar ya que son las organizaciones agrarias y el Gobierno regional quienes tienen que llegar a un acuerdo para convocar estos comicios y que se vean representados todos los agricultores de la región.

«Creemos en la libertad para que cualquier colectivo pueda elegir libremente a sus representantes. No nos oponemos a elecciones libres en el campo pero la decisión es de Page y su Gobierno para ponerse de acuerdo con las organizaciones agrarias», ha argumentado.

En este punto, el diputado regional del PP ha dicho a Ciudadanos que el PP no está de acuerdo en llevar a las Cortes este debate para «dividir» a un colectivo que lo está pasando mal y que «lo que necesita» son soluciones por parte del Gobierno de Emiliano García-Page.

«Por ello desde nuestro grupo nunca haremos política y siempre podrán contar con nosotros para unir y no para dividir», ha señalado, para pedir al partido naranja que si están negociando con la Junta para cambiar el Estatuto lo hagan también para que se convoquen elecciones en el campo.

La resolución de los ‘populares’, que ha sido aprobada, pasa por respetar la legislación vigente en materia de representatividad de las organizaciones agrarias; sin obstaculizar ni oponerse a los procesos democráticos establecidos para determinar la representación de dichas organizaciones y plantear el proceso electivo en común acuerdo con las organizaciones, respetando en todo caso, su voluntad libremente expresada a través de sus órganos de gobierno.

UN PROBLEMA QUE «NO EXISTE»

La diputada socialista Joaquina Saiz ha señalado que este problema que Ciudadanos trae este jueves a las Cortes «no existe» porque las organizaciones agrarias conocen las dificultades que hay para convocar estas elecciones y están a la espera de que se solucionen para poder ir a unos comicios.

Además, ha afirmado que los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha «pueden estar tranquilos» porque están «suficientemente representados» ante la Administración regional por las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAs) conforme a la normativa vigente a nivel nacional.

«Todas las organizaciones agrarias de Castilla-La Mancha son interlocutoras válidas con el Gobierno de Page estén o no estén en el Consejo Agrario Regional», ha querido aclarar la representante socialista.

Con todo, ha explicado que el modelo de representación actual está basado en una normativa vigente a nivel estatal de 2014 que «nunca» se ha llegado a desarrollar y que se ha constatado que es «imposible» llevar a cabo elecciones en todo el país porque requieren una consulta simultánea en todo el territorio nacional que es «imposible» materialmente llevar a cabo.

«No se pueden celebrar unas elecciones si todos los votantes no están en igualdad de condiciones y eso es democracia, que todos los que forman parte del sector tengan el mismo derecho a decidir», ha indicado, para añadir que al PSOE no se le pueden dar lecciones de democracia y que lleva 134 años defendiéndola «por encima de todo».

Es por ello por lo que ha concluido afirmando que el sector está a la espera de una nueva normativa en la que se garantice el derecho de que todos los agricultores se vean representados. «Hasta que no llegue el momento, la representatividad viene marcada por el modelo de representación vigente a nivel estatal».

El PSOE ha presentado una resolución, que ha sido aprobada, en la que pide a las Cortes que tengan en cuenta el proyecto de Ley que determinará la representatividad de las Organizaciones Profesionales Agrarias de ámbito nacional, para que, en base al mismo, se adopten en Castilla-La Mancha las decisiones oportunas en cuanto a dicha representatividad; así como continuar con el diálogo mantenido con las organizaciones como interlocutores directos en el sector agrario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here