Desde que el Ayuntamiento de Ciudad Real difundió las actividades en conmemoración del 8-M, los colectivos LGTBI+ de la provincia al completo manifestaron su preocupación por una jornada organizada por la Concejalía de Igualdad y el Centro de la Mujer de Ciudad Real denominada “La agenda feminista en el centro de todo”. 

Dicha charla-jornada estaba compuesta por tres mujeres denominadas “feministas”: Amelia Valcarcel, Paula Fraga y Laura Redondo y solo bastaba poner su nombre en un buscador para comprobar que estas tres mujeres son defensoras de la corriente “en contra del borrado de las mujeres” y en especial, sus posturas en contra de la futura Ley de derechos de las personas trans. 



Si muchas de las personas que trabajamos en diferentes colectivos y organizaciones LGTB nos sorprendió lo sesgado de la jornadas, con ponerse en contacto con los organizadores se puede comprobar el desconocimiento y falta de información que hay en materia de diversidad y respeto a los derechos de las personas LGTBI+. Si bien aseguraron que en ningún momento se convertiría la jornada en un acto político en contra de los derechos de las personas trans, viendo las intervenciones comprobamos, que de la manera más despectiva que nos podríamos imaginar, las tres ponentes desarrollaron su alegato más personal en contra de los derechos de las personas trans, y en especial, de las mujeres trans, y todo ello en una actividad en conmemoración del 8M, Día Internacional de la Mujer. 

Si hasta aquí todo ha sido como nos podríamos esperar, cosa que ya avisaron todas las asociaciones LGTBI+ de la provincia a los organizadores, no podemos ni queremos olvidar de donde parte la iniciativa: El Ayuntamiento de Ciudad Real, una institución pública que debe de gobernar para todas y todas. Una institución que debe garantizar que las personas no sean discriminadas, insultadas, injuriadas, despreciadas y, mucho menos, que tales acciones provengan de una actividad organizada por el propio ayuntamiento, donde personas han utilizado medios públicos para hacer un alegato personal, tanto en la organización como en las ponentes, para postularse con argumentos tránsfobos y xenófobos en contra de una Ley que pretende garantizar a personas trans la equiparación social, jurídica y de protección como a cualquier persona. 



Desde ALEAS IU CLM no podemos compartir esta forma de hacer política en favor de la igualdad efectiva y real de todos y todas, por lo cual, manifestamos nuestro rechazo por el desarrollo de dicha jornada y por ello solicitamos al Ayuntamiento de Ciudad Real: 

  1. Desvincularse de dichas jornadas públicamente, manifestando el respeto de la institución a favor de los derechos de las personas LGTBI+ y en especial de las personas trans.
  2. Eliminar de cualquier cuenta pública del Ayuntamiento, Centro de la Mujer o Concejalía de Igualdad, entre otras, la difusión de dichas jornadas.
  3. Mayor supervisión en la organización de actividades públicas y respeto institucional a todos y todas, garantizando la igualdad de trato y respeto a los derechos humanos. 


Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre