Salones Epilogo

El Atlético Tomelloso Femenino conseguía en la tarde del pasado sábado un épico empate en casa del Fundación Albacete B. Quizás, un empate no diga nada ni sea sinónimo de sorpresa, pero analizando el contexto, lo que hicieron las chicas de Jesús Carrascosa en la Ciudad Deportiva ‘Andrés Iniesta’ fue algo épico, sorprendente y, con los pies en el suelo, algo realmente difícil.

Y es que en frente estaba el líder, un equipo que sumaba todos los partidos hasta la fecha de tres en tres y que va tres niveles por encima del resto en esta categoría. Aparte de sumar de tres en tres, el cuadro albaceteño había logrado marcar en doce partidos la friolera de 90 goles y de haber conseguido encajar tan solo dos tantos. Para colmo, las auriverdes se quedaron con diez casi todo el segundo, y todo ello sin contar que la expedición auriverde se presentó con apenas trece jugadoras. Pero claro, si algo grande tiene el fútbol es que dos más dos no son cuatro. Si algo grande tiene el fútbol es que no gana el que más lo merece. Y si algo grande tiene el fútbol es que no atiende a razones, y el pasado domingo, el Atlético Tomelloso Femenino desafió al fútbol, lo engrandeció un poco más y dio una master class de que, muchas veces, la mente puede con las piernas.


MANCHATEL – FIBRA ORGANGE INLINE

El partido comenzó con el guión previsto. Por un lado, un equipo muy superior física y técnicamente que dominaba el balón y, por otro, un equipo muy bien colocado, voluntarioso que se defendía como podía a base de esfuerzo y solidaridad, que tenía las ideas muy claras y que fue capaz de meter el susto en el cuerpo a la defensa con tres grandes contraataques llevados por Rosalía, Eva y Yoli. Y fruto de esa superioridad técnica, en el minuto 25, llegó el gol del Fundación Albacete. Fue en un córner que nadie supo despejar y ayudados, en gran parte, por la mala iluminación del campo. El balón quedó muerto en el área pequeña para que Irene empujara el esférico y subiera el 1-0 al marcador.

Llegaron, entonces, las primeras dudas y durante diez minutos el equipo estuvo a merced del Fundación que hacía presagiar otra goleada más, pero una inconmensurable Alba mantuvo con vida a su equipo y, como hablábamos de estados de ánimo y de mente fuerte, fueron las blancas las que se empezaron a poner nerviosas y las amarillas las que siguieron creyendo que podían sacar algo positivo. Una muestra de ello fue la jugada conflictiva de esta primera parte; una clara agresión de Yasmina, jugadora del Fundación, que se resolvió con tarjeta amarilla para las dos jugadoras implicadas. Pero para mayor desconsuelo del banquillo visitante, al borde del descanso, una entrada dura a destiempo a Eva, cuando ésta se iba sola, pudo haber supuesto la expulsión, pero el colegiado no lo entendió así.



En el paso por vestuario, en lugar de amilanarse las amarillas por estos hechos, las espoleó y volvieron a salir convencidas de que la empresa era posible, lo que les hizo salir más enchufadas que el Fundación Albacete y así, a los dos minutos de la reanudación, una gran jugada de Eva con pase en profundidad a Rosalía, terminó en el tanto del empate. Primero se plantó en el uno contra uno con la portera, pero la guardameta adivinó la intención, pero en el rechace colocó el balón dentro de la portería para poner el empate con todo el segundo tiempo por delante.

Todavía le quedaban pruebas que superar a las chicas de Jesús Carrascosa y en la siguiente jugada un nuevo rifi rafe entre jugadoras era solucionado con distinto criterio por el colegiado, lo que en la primera parte fueron dos tarjetas, en la segunda se convertía en roja directa para Eva, desproporcionada en cualquier caso, y que dejaba al Atlético Tomelloso con diez jugadoras con cuarenta minutos por jugar.


AYTO – Tomelandia 2018

Pero si alguien tenía dudas que este no se iba a dar por vencido tan fácil, durante los diez minutos siguientes el Fundación se encontró con una gran Mapy para terminar  de echar el cerrojo a la portería atlética con varias intervenciones de mérito: como un balón a la escuadra que sacó con una mano milagrosa, un pase de la muerte que sacó sobre la línea de gol, una pierna a disparo desde fuera del área cuando todo el mundo cantaba gol o, un uno contra uno donde la delantera remató hasta tres veces y se encontró siempre con su respuesta.

El Atlético Tomelloso terminó con diez, pero sin dudar de que se llevaban lo que nadie se había llevado antes; un épico empate a base de multiplicar esfuerzos, de solidaridad, de creer y de remar juntas donde nadie fallaba y todas ayudaban ante un equipo que lo intento de todas las formas posibles y que no pudo superar el esfuerzo de las amarillas que defendieron con uñas y dientes un resultado épico.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here