Tanatorio Virgen de las Viñas

Etiqueta: ramon gonzalez

Hace ocho años… por Ramón González

Hace ocho años el Sacerdote D. Julián Plaza, Delegado de Cáritas Interparroquial de Tomelloso, en nombre de los demás sacerdotes de las parroquias de nuestro pueblo, me animó a responsabilizarme de la dirección de Cáritas- Tomelloso.

Por Navidad: ¿SOLIDARIDAD?

Buenos augurios se pronuncian, por momentos, en estos días de Navidad. Millones de SMS van y vienen con los mejores deseos, gran cantidad de mails se envían y reenvían con la misma finalidad

Viñadores de Tomelloso

Escribir sobre los Viñadores de Tomelloso, esa distinción que, en diversos ámbitos de la vida social, económica y cultural de nuestro pueblo, se otorga en el marco de nuestras fiestas mayores, me resulta fácil y emotivo

La marca Tomelloso: Los otros, por Ramón González

Tomelloso marca el paso, crea ritmo, dirige trayectorias de avance en muchos ámbitos de la vida social, económica y cultural

La marca España: La excelencia como reto, por Ramón González

Sentirnos orgullosos de lo que somos como españoles es algo que llevamos en cada uno de nosotros. Nos regocijamos de nuestros éxitos mundiales en fútbol o balonmano o baloncesto

Dialógos con mi abuela, por Ramón González Martínez

A medida que avanzamos en la existencia de cada cual, que los años se cumplen, el bagaje e incluso lastre de la vida nos proporciona experiencia

Todo pasa y todo queda…, por Ramón González Martínez

Este verso de Machado, está canción de Serrat, son prólogo y epílogo de multitud de acontecimientos y sentimientos de la vida.

Ramón González: “Me siento obligado de por vida a servir a Tomelloso”

Ramón González fue Alcalde de Tomelloso, vicepresidente de la Diputación y Diputado en las Cortes Regionales. Es maestro, columnista, director de Cáritas Interparroquial y presidente de la comisión de relaciones externas de AFAS.

Un relato breve para entretener el tiempo: Ella maldita alma (y II) por Ramón González

(Anterior) ------ENCUENTRO, EN MADRID, CON ANTONIO------ He salido de la reunión con el tiempo justo y para no retrasarme  he cogido un taxi. Durante el trayecto me ha asaltado la duda de si lo reconoceré además de  venir a mi recuerdo algunos momentos buenos con Antonio y su pandilla. Antonio y su inseparable guitarra. No me ha sido difícil. Poca gente había en torno a la estatua. Con casi cincuenta años, sólo había una persona. Un hombre delgado, con aspecto nervioso y pensativo, daba vueltas muy pausadamente en torno al lugar de encuentro, la conocida estatua del caballo. Al bajarme del taxi  me...