Tradición y artesanía, así se hacen los roscones de reyes en Tomelloso

Salones Epilogo

Entramos en época de roscones. Se acercan los Reyes magos de Oriente y afloran los diferentes gustos por según qué tipo de roscón. Muchas variedades de roscón, con o sin fruta escarchada, con o sin nata, con trufa, con cabellos de ángel o cubierto con una capa de chocolate como es novedad este año. La panadería y pastelería artesanal J. Sánchez llevan desde 1752 satisfaciendo el gusto de los paladares más exigentes de Tomelloso. Pero empecemos desde el el principio.

ORÍGENES DEL ROSCÓN DE REYES


Bodegas Verum

Nos tenemos que remontar al siglo II a.C. cuando se celebraban ‘Los Saturnales’, conocida como fiesta de los esclavos en los que ese día estaban exentos de cualquier labor y podía pasar el día divirtiéndose y desconectando del duro día a día de su trabajo. En esta fiesta se celebraba la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz; pero hay que tener en cuenta que en aquella época el año no acababa en diciembre, sino que se alargaba hasta finalizar el mes de febrero.

De entre todos los manjares que se preparaban para dicha fiesta se realizaba una torta a base de miel y en la que se le introducía algunos frutos secos, dátiles e higos. Este postre se convirtió en uno de los más populares durante la celebración.


Selfietour – 50 sombras

Fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo la conocida haba, ya que ésta se consideraba un símbolo próspero y de fertilidad, por lo que aquel que se encontraba en su porción de torta con esta legumbre se le auguraba prosperidad durante el resto de año.

EL HABA Y LA FIGURA

La costumbre del haba como símbolo de prosperidad quedó arraigada sobre todo en Francia hasta el siglo XIII, donde esta legumbre cambio por fin de significado. El cocinero de la casa real quiso hacer las delicias de un pequeño rey Luís XV e introdujo en el roscón una moneda de oro, por lo que el significado del haba cambio para siempre. Todo el mundo empezó entonces a desear la moneda y a rehuir el haba, que más tarde serviría para saber quien iba a pagar el dulce de reyes. Fue Felipe V quién trajo esta tradición, la de meter una moneda el roscón a España.


AhíMas Comunitelia

Ya en el siglo XIX se consolidó esta tradición hasta nuestros días en la que hemos cambiado una moneda por una figura, en este caso la de los reyes magos. Por eso al que le sale la ‘figurita’ es coronado como rey de la fiesta y al que lo toca el haba tiene que abonar el precio íntegro del roscón y recibe el título de ‘Tonto del Haba’, de este título, ni mucho menos nobiliario viene el origen del famoso insulto ‘tontolaba’.

ELABORACIÓN


AMFAR  – Fin de Año

Pandería-Pastelería J.Sánchez nos ha abierto sus puertas para explicarnos sus procesos de elaboración en materia de roscones. “Los procesos principales del roscón de reyes son principalmente tener una buena masa madre y que sea un proceso lento. Las materias primas son primordiales, debes ser de calidad, con una buena ralladura de limón o de naranja. Lleva ron, mantequilla, aceite de girasol, harina, azúcar, huevo, la fruta confitada y luego numerosos rellenos con los que acabamos los roscones”, apuntaba Jesús Sánchez, panadero artesano.

Para Sánchez el punto determinante para que un roscón salga a pedir de boca es que la elaboración no tenga aditivos. Todos los procesos suelen ser lentos, de unas catorce horas como los de fermentación. Todo el formato es manual y conlleva una artesanía. “El secreto del roscón es que salga un buen bollo” matizaba Sánchez que destaca su esponjosidad, textura y sabor. En cuanto a la fruta escarchada no la meten en el horno con el proceso de cocción ya que se quedaría seca, la ponen una vez el roscón está horneado y se pasa al proceso de bañado y relleno.

TIPOS, PREFERENCIAS Y NUEVOS SABORES



Los roscones no dejan de reinventarse. Los conocemos con nata, sin nata, con trufa o con cabellos de ángel. En Sánchez se han ido incorporando infinidad de sabores como trufa, avellana, crema pastelera y el que han añadido nuevo que lleva una cobertura o cristal de chocolate. Como para no probarlo!! En cuanto a preferencias los amantes de este dulce se siguen decantando por el normal relleno de nata. “A mí me gusta el normal sin relleno, me gusta saborear el roscón sin nada”, comentaba Jesús Sánchez. También para la ocasión han hecho roscones de 200 gramos, de una porción, para aquel al que no le guste empacharse.


AMFAR  – Fin de Año

Ya solo os queda ira a nuestra pastelería más cercana y disfrutar de este manjar conocido como roscón de reyes que tanta historia tiene a sus espaldas, pero tengan cuidado no les vaya a tocar el haba.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here