Las Supernenas han salvado este miércoles la primera etapa rompepiernas de su particular Camino de Santiago.
Con empeño, tesón, sacrificio y mucha, mucha alegría y esperanza, este grupo de valientes féminas han superado la primera etapa dura de su periplo por tierras gallegas para reivindicar la dignidad de los pacientes.
Dado el estado de estas peregrinas van a hacer en dos la etapa más dura del tramo de camino que han elegido. Esta mañana salieron de Portomarín y mañana llegarán a Arzua en otra dura jornada.

No flanquean los ánimos a pesar de que aparecen ampollas y dolores en las rodillas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre