La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (Recamder) ha pedido este martes que se ayude al mundo rural para encarar el futuro y que pueda así salir «reforzado» de la crisis originada por la pandemia del coronavirus, algo que puede ocurrir «si se actúa bien».

Cuando se cumplen dos meses de la firma del Pacto contra la Despoblación de Castilla-La Mancha, el presidente de Recamder, Jesús Ortega, ha señalado que «el coronavirus ha supuesto un mazazo para todo el mundo y habrá que analizar las consecuencias económicas y el impacto negativo que esta crisis puede provocar en el mundo rural y especialmente en los empresarios y emprendedores de los territorios rurales».



No obstante, en un comunicado, ha señalado que «debemos ser optimistas porque se ha demostrado que en muchos casos los pueblos pueden llegar a ser el sostén de la sociedad desde el punto de vista del abastecimiento de alimentos, y también una vía de escape en la que predominan los beneficios medioambientales o la vida sana».

A su juicio, «ahora más que nunca, no podemos bajar los brazos, tenemos que trabajar con más fuerza para aprovechar ese interés que el mundo rural ha despertado en multitud de personas que lo ven como un lugar apetecible y no descartan elegirlo como el espacio donde pueden realizar su proyecto vital».

Además, «el teletrabajo al que nos ha empujado el coronavirus ha venido para quedarse y si dotamos al mundo rural de conexiones adecuadas, serán muchas las personas que podrán trabajar desde los pueblos», por lo que ha animado a todos «a apostar más que nunca por los pueblos y a ayudar al medio rural generando oportunidades».

En este sentido, ha recordado reivindicaciones de Recamder como la necesidad urgente de incrementar la digitalización de los territorios rurales dotándolos de banda ancha, la importancia de garantizar los servicios básicos, el apoyo al emprendimiento en el medio rural y a la innovación, una discriminación fiscal positiva para los autónomos y vecinos de los pueblos; o la defensa férrea del agua.


Advertisement
Advertisement

«La crisis del coronavirus puede ser un trampolín o la puntilla definitiva para el mundo rural y en las manos de todos está que la balanza se decante hacia uno u otro lado», ha indicado Jesús Ortega, quien ha pedido a todos los responsables políticos de España y de Europa, a todos los Grupos de Acción Local, a todos los agentes socioeconómicos y a la población en general «que no den la espalda al mundo rural en estos momentos complicados para todos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here