El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja ya en un plan de digitalización educativa de cara al próximo curso escolar, según ha afirmado la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, quien ha señalado que «será una de las grandes apuestas sea cual sea el escenario».

Así lo ha indicado tanto en la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes momentos antes de comparecer en la Comisión de las Cortes para explicar la gestión de su departamento desde que se produjo la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus como en su comparecencia posterior en sede parlamentaria.


Advertisement

Ha explicado que esta digitalización se está llevando ya a cabo en cuatro ámbitos: la dotación de equipamiento tecnológico en los centros educativos, herramientas digitales seguras para el profesorado creando entornos colaborativos, la adaptación de todos los procedimientos administrativos para que puedan hacerse digitalmente con al firma digital para todos los docentes y un gran plan de formación para el profesorado basado en la competencia digital y el desarrollo de nuevas metodologías.

Gracias a este impulso de la digitalización, ha indicado la consejera, se ha puesto en marcha una solución de cara a la brecha digital y se han atendido ya a casi 9.000 alumnos de la región que no disponían de equipo informático o conexión a Internet, con lo que se han repartido cerca de 8.000 dispositivos y 6.000 tarjetas 4G.

TRES POSIBLE ESCENARIOS



Con todo, ha apuntado que la Consejería trabaja con tres posibles escenarios para el próximo curso escolar y que pasan por una vuelta «con toda la normalidad», otra con distancias de seguridad, menos aforos y una educación semipresencial y una tercera con la misma situación de estos últimos meses.

«Lo estamos preparando con el consenso y la participación de la comunidad educativa. Todos ellos han vivido una forma de trabajar que nunca antes habían vivido y su experiencia y aportaciones son fundamentales para el inicio de un curso escolar que tiene que ser inclusivo y garantista», ha manifestado.

Es por ello que ha indicado que se deben analizar las posibilidades que ofrece cada centro, la plantilla, los espacios complementarios y establecer las posibilidades normativas que tiendan a garantizar el derecho a la educación. «Vamos a intentar garantizar la máxima presencialidad y para ello hay que reinventarse».

BECAS PARA COMEDORES

Repasando la acción de su departamento, la consejera ha recordado que se han mantenido las becas para comedores escolares para los alumnos que sufrían más dificultades, por lo que el 23 de marzo comenzaron abrirse los comedores en 190 localidades de la región.

«Este servicio no ha parado ni siquiera en el paréntesis de la Semana Santa y tampoco parará en verano», ha manifestado Rodríguez, quien ha concretado que ya han sido más de 6.000 los alumnos que se han beneficiado de esta medida en la región.

Ha destacado también las instrucciones puestas en marcha para no dejar solo al profesorado y acompañarles en el proceso que se les planteaba tras el estallido de la crisis sanitaria. «Han sido enviadas puntualmente a todos los centros instrucciones para la adaptación de la evaluación, la promoción, la titulación o el desarrollo de los trimestres».

Se ha referido a la finalización del curso escolar para recordar que la región decidió desde el primer momento que no se reabriera este curso la etapa educativa de 0 a 6 años ni tampoco en los centros de educación especial.

Una decisión que fue «firme», ha indicado, porque el profesorado transmitió a la Consejería que era «difícil» atender el distanciamiento y la seguridad del alumnado de estas edades.



Sí que abrirán las aulas cuando toda la región esté en fase 2 de desescalada, ha indicado la consejera, para los alumnos de Segundo de Bachillerato y Segundo de Formación Profesional de grado medio y superior, pero solamente con cita previa y un protocolo «muy marcado» para resolver dudas.

INFRAESTRUCTURAS EDUCATIVAS

En cuanto a las infraestructuras educativas, Rodríguez ha dicho que el Ejecutivo regional continúa con las que están en marcha pese al estado de alarma y las comprometidas para el próximo curso. Así, se levantó la suspensión en 12 obras cuyos importes de licitación superan los 25 millones en su conjunto y se continuarán los trámites para las licitaciones de otras once obras que suponen otros nueve millones más de gasto.



En el transporte escolar se han establecido fórmulas que minoren las pérdidas del sector, estando próxima ya la concesión de indemnizaciones por un importe del 50 por ciento de los mas de mil contratos suspendidos, lo que supondrá un coste de 4,2 millones.

Sobre la universidad, la consejera ha reafirmado su compromiso con la misma, ha reiterado que los contratos de investigación darán prioridad a la lucha contra el COVID-19 y que se trabaja con la UCLM para desarrollar con la mayor normalidad posible las pruebas de la EvAU en la definición de la prueba y la designación de las sedes.

A ello ha unido la preocupación de la Junta por aquellos universitarios que pueden dejar de estudiar por no disponer de suficiente dinero, de ahí que ha remarcado la apuesta por una política de becas que contemple este particular mediante financiación a la universidad, las becas del Ministerio del ramo o el compromiso de mantener las tasas.

En cuanto a la cultura, la consejera ha destacado la apuesta por las industrias culturales de la región, con el apoyo a las bibliotecas reforzando los contenidos digitales e implementando las líneas de ayudas con 1,1 millones de euros.

En el sector de las artes escénicas y musicales, ha dicho que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado 2,3 millones de euros para ampliar el plazo de ejecución de los convenios adscritos al Programa Actuamos, para anticipar el importe de dichos convenios a través de la reordenación de los fondos de la campaña de otoño, para el programa ‘Castilla-La Mancha Actúa’, para convocatoria de ayudas a la producción teatral, de danza y de circo; y para recuperar las ayudas a la elaboración de guiones y a producción de cortometrajes y largometrajes.

Finalmente, en cuanto al deporte, ha indicado que la Junta continuará apostando por el apoyo a las federaciones y a los clubes. «No hemos rebajado ninguna de las subvenciones con la intención de ayudar al deporte a pesar esta situación delicada para todos», ha concluido.

LOS GRUPOS

La diputada de Ciudadanos Carmen Picazo ha lamentado que no se sepa cómo se va a reiniciar el próximo curso escolar tras dos meses y medio desde que se suspendió y ha vuelto a criticar las «lamentables» declaraciones del presidente regional, Emiliano García-Page, sobre los docentes.

«Vamos a preguntar por el plan para el desconfinamiento y pedimos a la consejera que ya esté realizado porque no podemos permitirnos perder más tiempo en una región en la que la educación deja mucho que desear y que se va a ver agravada por esta situación», ha dicho.

De su parte, el diputado del PP Benjamín Prieto, tras incidir en que han pasado 73 días desde que García-Page «insultó» a los docentes, ha acusado al Gobierno regional de ocultar información al no decir la realidad ni lo que está pasando.

«Venimos a preguntar qué se ha preparado para finalizar el curso y qué está haciendo este Gobierno para preparar el curso que viene, la brecha digital, las sustituciones, las bajas o qué va a pasar con las escuelas infantiles», ha señalado.

Finalmente, la diputada del PSOE Diana López ha agradecido la respuesta de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes a lo largo de esta pandemia y ha señalado que ha hecho «un ejercicio de transparencia» en su gestión.

«Se está trabajando pronto y se está trabajando bien», ha dicho, para destacar que se haya sabido dar una respuesta tan pronta a un problema tan grave como el que se ha planteado en la educación castellanomanchega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here