9.2 C
Tomelloso
jueves, 22 febrero

Las movilizaciones de Agricultores y Ganaderos inundan las carreteras de Europa y también de España

Artículo de Ricardo Chamorro, Diputado Nacional por Ciudad Real

Las razones de la protesta son el Pacto Verde, la Agenda 2030 y la competencia desleal de países de fuera de Europa debido a los acuerdos de libre comercio firmados en Bruselas, y también haber difuminado un principio fundamental de la Política Agraria común europea, la preferencia comunitaria. Esos son los asuntos principales por los que el Agro está en pie, que impiden la rentabilidad de las explotaciones, convierten lo rural en un infierno e imposibilita a los agricultores y ganaderos salir adelante y competir en el mercado.

El Pacto Verde es esa iniciativa de la Unión Europea (UE) que, bajo el pretexto de abordar los desafíos relacionados con la neutralidad climática, instauró un sistema de hiperregulación y burocracia basada en el fanatismo climático y el ecologismo radical, elaborado a espaldas de los intereses de nuestros productores que hoy se arruinan.

Este pacto fue presentado por la Comisión Europea en diciembre de 2019, elogiado e impulsado por la Popular Von der Leyen, y votado en 2020 por todos los partidos españoles menos VOX. Su objetivo es dar cumplimiento a los Acuerdos de París, de los que tanto presume el PP, porque el comisario europeo de Acción Climática y Energía en el momento de la ratificación de España era Miguel Arias Cañete, dirigente del PP y ex ministro de Agricultura.

La Agenda 2030 se trata de un proyecto universal que constituye un cambio radical en las relaciones internacionales y sociales, instaurando una tecnocracia supranacional que pretende dictar a los Estados lo que tienen que hacer o comer, y a los individuos lo que deben pensar, por encima de las naciones, la democracia y las decisiones soberanas. Evidentemente pretenden acabar con las soberanías alimentarias nacionales para un control global y tecnocrático de la alimentación.

En la anterior legislatura se modificó la Ley de Cadena Alimentaria para fijar la venta de productos agroalimentarios y pesqueros por encima de costes de producción, algo loable, y por ello VOX no votó en contra de esa modificación. Pero esa Ley, tal y como advertimos desde VOX, olvidaba todos los acuerdos de libre comercio firmados por la UE con países terceros, fomentando el aumento de las exportaciones de los países en desarrollo hacia Europa, como dicta la Agenda 2030.

Es decir, Planas toma una medida para tratar de que los agricultores españoles vendan por encima de costes, mientras apoya dejar abiertas las fronteras de Europa de par en par para que todo lo producido a bajo coste de países de fuera de Europa -en muchos de esos países no hay democracia ni derechos sociales- compitan en igualdad de condiciones con los europeos, un absurdo que logra el efecto contrario del que pretende.

La sobreoferta de productos de países terceros en el espacio económico europeo, sin reciprocidad de control, ni ningún freno comercial, es la verdadera razón de la ruina, de la bajada de los precios y de que no podamos competir ante los costes de producción de esos países terceros.

VOX ha interpelado al ministro y ha exigido derogar toda esta burocracia verde que nos ahoga, toda esta sin razón de un libre comercio sin reglas que destruye nuestro tejido social y productivo, esa Agenda 2030 que ataca nuestra soberanía nacional y destruye nuestra autonomía.

La realidad es que sólo VOX votó en contra de la Ley de transición energética; sólo VOX defiende la Preferencia Comunitaria; sólo VOX votó contra el Pacto Verde; sólo VOX defiende el regadío sin complejos y un Plan Nacional del Agua; sólo VOX cuestiona la Agenda 2030; sólo VOX reivindica la soberanía alimentaria; sólo VOX defiende sin complejos a los ganaderos frente al animalismo; sólo VOX reivindica el mundo rural, la natalidad y el futuro de nuestros pueblos; sólo VOX defiende nuestra alimentación y nuestra identidad alimentaria; sólo VOX defiende nuestra soberanía en una Europa de naciones fuertes y cohesionadas, una Europa de fronteras robustas en defensa de nuestra civilización y de nuestro interés como españoles y europeos.

Nuestra única voluntad es que los españoles decidan si quieren seguir la vía de la irracionalidad y el suicidio agrario nacional, o la vía de la libertad y la nación con políticas alimentarias propias en una Europa fuerte.

La revuelta es irrevocable, el futuro es de los patriotas.

Ricardo Chamorro
Diputado Nacional por Ciudad Real, portavoz de Agricultura de VOX en el Congreso de Los Diputados

Bogas Bus
+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí