27 C
Tomelloso
lunes, 27 mayo

Adoración cumple 88 años

Adoración Mendoza Huertas cumple hoy 88 años, y un grupo de amigos voluntarios de diferentes asociaciones, quieren rendirle un afectuoso y merecido reconocimiento a su trayectoria vital.

Destacar de Adoración Mendoza, que es patrimonio de Tomelloso, ya que es una mujer que pertenece como voluntaria a diferentes colectivos sociales como son A.E.C.C, ARBA, CRUZ ROJA y AFAS y esto dice mucho de ella como persona solidaria.

Vida de Adoración

Su humanidad y abnegación es ilimitada, cuidó de su madre y de su marido hasta el final de sus días, lo que demuestra de la pasta de la que está hecha, y es que su benevolencia y generosidad le viene heredada de familia, de sus tías María Josefa y Aquilina, durante la época de la guerra y la posguerra. Adoración, siempre tuvo en la sangre la vocación de ayudar, y no dudó, en apoyar a la mujer de un primo hermano, que se quedó viuda y ciega, y su contribución hizo posible que esta mujer pudiera disfrutar de las vacaciones. Es una mujer muy familiar, ya que sigue manteniendo contacto con sus primos de Barcelona, y no duda en ir a visitarlos cuando puede. Adora es nostálgica, ya que se recorre el cementerio de la Almudena para llevarle flores a su tía María Josefa el día de todos Los Santos. Dora, es una persona cosmopolita, le encanta viajar, y ya se ha recorrido a pesar de sus más de 80 años varios países europeos y jamás dice que no a una fiesta. Por último, destacar de ella que es muy alegre, divertida, amigable y coqueta, lo que viene siendo una pizpireta.

Tiempo de voluntariado

Hay que decir en voz alta, que Adoración dignifica la labor del voluntariado en Tomelloso, puesto que tiene una hoja de servicios de una índole envidiable, con más de 21 años de voluntario en la Asociación Española Contra el Cáncer, con más 2 años y medio de voluntaria en ARBA, tras 17 años en Cruz Roja, y a las espaldas de más 17 años de voluntaria en AFAS, todo esto demuestra lo que supone hablar de Adoración como voluntaria.

Advertisement

Según los datos estadísticos de Revistahaz, la persona más longeva de España en el voluntariado en el 2016 era Eduardo Berzosa con 97 años, dedicando 20 de ellos al voluntario en el Banco de Alimentos de Madrid, por lo que Adoración Mendoza se convertiría en la Voluntaria más longeva y más activa de España, en el sumatorio de años del voluntariado, con 53 años apoyando en causas solidarias de los que más lo necesitan.

Y es que Adoración pulveriza cualquier estadística, ya que según el estudio de la Plataforma de Voluntariado de España, la edad media de voluntariado para las mujeres es de 42,5. Es lógico pensar que a partir de esa edad, cuanto más avance, la salud, energía y otros factores puedan suponer obstáculos, pero no para nuestra Adoración Mendoza, por lo que demuestra que nuestra Dora es una mujer con unas ganas de contribuir en la comunidad, de ser útil en cualquier aspecto, y debería de ser un ejemplo a pesar de que las estadísticas nos indican que la edad dificulta la acción voluntaria.

Según la página 65ymas tenemos ejemplos de personas mayores voluntarias que cuentan historias muy potentes como la de Pedro Solana (76 años) voluntario de alfabetización, Pedro es ex empresario, que llegó en 2007 al Centro de Villa de Vallecas como simple usuario de clases de gimnasia y habilidades sociales. O como, María Teresa Sanz (72 años) voluntaria de cine, residente en San Lorenzo de El Escorial, María Teresa organiza dos veces al mes un ciclo de cine en el centro de mayores de la localidad madrileña. O como, Fernando Flores (74 años) voluntario de informática que dice: «Me apunté a un curso de Photoshop en el Centro de Mayores de Parla y, después, ya me hice voluntario».

Pero la historia de Dora Mendoza con 88 años, sin lugar a dudas, supera claramente, cualquier historia de vida de voluntariado.

Valores de Adoración

La gente que la quiere la definen, como una persona solidaria, altruista, y con un gran corazón, llena de humanidad, y de cariño, una mujer con unos ideales muy marcados, y que según algunos compañeros de las asociaciones para las qué es voluntaria, dicen de ella que, es la historia de aquella persona que se te queda grabado en la memoria la imagen de una persona mayor que se baja de un coche y que en una primera impresión nos puede parecer débil a la hora de participar en una actuación de cualquier características. A la par nos puede parecer una imagen tan tierna como potente ya que, por un lado, vemos a alguien en la tercera edad con ganas de colaborar, y por otro nos mostraba como la edad no es un límite para participar en actos de voluntariado.

Pronto te das cuenta que, Adoración es una de esas mujeres coraje, sobre todo cuando ella misma se quejaba de sus lógicas limitaciones para hacer según qué cosas, y sin embargo ella quería aportar más de lo mucho que ya nos estaba aportando.

Advertisement

Y es que contar con Adoración es todo un privilegio, para cualquier Asociación, ya que para los voluntarios de ARBA, de AFAS, de Cruz Roja y de la Asociación Española Contra el Cáncer es una motivación más para seguir luchando por aquello en lo que creemos, para luchar por hacer de este mundo un lugar más amable para habitar, un refuerzo más para esos valores que tenemos instalados como son el altruismo, la constancia, la perseverancia, el aprender y por encima de todo el ser capaces de hacer las cosas porque sí, de pasar del hacer lo posible a hacerlo posible.

Adoración nos ha enseñado a no rendirnos, a saber, que tenemos futuro si creemos en él, a ayudarnos… Nadie mejor que ella para demostrarnos que el mundo del voluntariado es un espacio de sinergias en el que muy diversas formas del mismo se complementan. Al ser ella participante en diversas asociaciones nos ha demostrado que el voluntariado ambiental, social o de cualquier otra índole no tienen motivo alguno para estar encorsetados, se puede ser partícipe de varios.

Adoración, a pesar de su edad, ya ha dejado una huella imborrable, e imperecedera en los voluntarios de cualquier Asociación social en las que participa, y además ha dejado diseminadas semillas que han germinado en grandes amistades, y que han logrado que Adoración se convierta en una conectora social, teniendo como objetivo un planeta más acogedor en el que debería triunfar la vida. Seguro que nuestra historia y la de Adoración seguirá vigente muchos años más.

No nos queda más que decirle que seguimos contando con ella y mandarle un fuerte abrazo y un enorme beso y desearle muchas felicidades, esperemos que sea un día inolvidable, porque 88 años solo se cumplen una vez en la vida.

Bogas Bus

Te queremos.

+ Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí