Los transportistas suman ya 15 días seguidos de huelga ante la subida de los precios de la gasolina y el gasoil, unos incrementos que reducen enormemente la rentabilidad de sus negocios. Por ello, unos 30 camioneros y 100 tractores agrícolas han decidido continuar la huelga durante la mañana de este lunes alzando sus voces y bocinas por las calles de Tomelloso.

Tras empezar a concentrarse a las 07:00 horas, los vehículos han rodeado la localidad a lo largo de la mañana, comenzando su recorrido por la Avenida Juan Carlos I, y pasando por la Avenida Don Antonio Huertas, la Avenida Príncipe Alfonso, la carretera N-310 y, finalmente, han vuelto al punto de partida.

Santiago Apóstol

José Ángel Carretero Pardo, responsable de la Plataforma de Defensa del Transporte en la provincia de Ciudad Real, ha explicado que el presidente nacional de la Plataforma, Manuel Hernández, se reunía con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, viendo cómo parte de las peticiones del sector se veían reflejadas en un acuerdo. Sin embargo, los transportistas reclaman que la normativa que obliga a relacionar los costes de producción al precio de trabajo no tendrá vigencia hasta el 31 de julio.

Ante esto, el sector ha pedido un real decreto de urgencia que permita que esta ley se adopte cuanto antes, pero ha contado con la negativa del gobierno nacional. Asimismo, y en cuanto a la medida de descuento de 15 céntimos y otros 5 céntimos por las petroleras para los camioneros, Carretero lo ha calificado de “un parche malo”, puesto que los precios siguen aumentando. “Nuestra petición es más sostenible en el tiempo porque está vinculada con nuestro trabajo y no en quitarle dinero a la ciudadanía de sus impuestos”, ha afirmado.

Desde el sector tienen la esperanza de que se produzca una nueva reunión con la ministra que permita que estos trabajadores puedan volver a sus puestos siendo rentables. En su lucha, cuentan con el apoyo del sector agrícola, que se unen a las protestas por la incertidumbre del futuro de sus campos.

En el caso de Tomelloso, existe un peso significativo del sector agrícola y, según ha asegurado el agricultor Hilario Díaz, algunos trabajadores se plantean si seguir adelante. “Nuestros productos están por debajo de costes”, ha afirmado, quien considera que la situación de los camioneros y de los agricultores tiene ciertas similitudes.

La subida del petróleo y de la gasolina pone en riesgo la viabilidad de muchos negocios, pero en el caso de los transportistas o los agricultores esta realidad se ve magnificada en unos sectores que no ven rentable seguir con su trabajo. Ante la falta de soluciones inmediatas, solo les quedan continuar con la lucha.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí