La Audiencia de Ciudad Real juzgará la semana que viene el primer caso de atentado a la autoridad por agresión a sanitarios en la provincia por parte de dos personas que se enfrentan a penas de dos años y nueve meses de prisión por agredir a dos médicos de Urgencias del Hospital de Tomelloso.

Según el escrito de conclusiones provisionales al que ha tenido este viernes acceso Efe, los acusados, ambos hermanos, acudieron al Hospital General de Tomelloso porque uno de ellos tenía un importante dolor en el hombro al haberse caído de una bicicleta.

ACREDITA
Advertisement

Al ser atendido por el médico de guardia, este entendió que era preciso realizar una radiografía al paciente.

Una vez se efectuó dicha prueba médica, los acusados fueron acompañados por un celador a una sala de espera que no correspondía con la anexa a la consulta del doctor, por lo que después de esperar un tiempo a que fueran atendidos y cuando se percataron de la equivocación; comenzaron con su actitud agresiva manifestando expresiones tales como «qué hospital de mierda es éste que uno se muere de dolor y se equivocan» o «son todos unos hijos de puta».

Por ello, acto seguido, ambos procesados accedieron a la consulta del médico donde uno de ellos le insultó, escupiendo al facultativo, procediendo a cogerle por el cuello a la vez que apretaba fuertemente, aprovechando ese momento su hermano para golpearle en el hombro y en la pierna cayendo al suelo, tras lo cuál siguió recibiendo patadas.

Alarmada por los gritos, acudió al lugar la doctora que también se encontraba de guardia y que intentó apartar a uno de los hermanos de su compañero, procediendo el procesado a golpearla con el codo en el esternón.

Inmediatamente después, entraron en el lugar dos vigilantes de seguridad, quienes finalmente pudieron separar a los acusados de la víctima; cogiendo en ese momento uno de ellos un bolígrafo, diciéndole a uno de los vigilantes que sabía que el día siguiente entraba de turno y que le iba a disparar con una pistola.

A tenor de estos hechos los dos facultativos sufrieron distintas lesiones físicas.

Bogas Bus

Según la Fiscalía, los hechos son legalmente constitutivos de un delito de atentado contra Funcionarios Públicos Sanitarios, así como un delito leve de lesiones.

Por todo ello, para uno de los hermanos pide por el delito de atentado contra Funcionarios Públicos Sanitarios una pena de 2 años y 9 meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como una pena de 3 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros por el delito de lesiones.

DO La Mancha

En el caso de su hermano, por el delito de atentado contra Funcionarios Públicos Sanitarios, pide para él la pena de 2 años y 9 meses de prisión.

Igualmente, procede imponerles a ambos procesados la pena de prohibición de aproximación a menos de 300 metros de las víctimas, así como de sus domicilios, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por el mismo durante 5 años e igualmente prohibición de comunicación con ellos por cualquier medio durante el mismo período.

Finalmente, los acusados deberán indemnizar, conjunta y solidariamente con distintas cantidades de dinero a los facultativos. 




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí