Este sábado, 10 de septiembre, Pinilla acogía el X aniversario de hermanamiento entre la hermandad Virgen de las Viñas de Tomelloso con las hermandades de la Virgen del Buen Parto (de Pedro Muñoz) y de la Virgen de Criptana (de Campo de Criptana).

El consiliario de la hermandad Virgen de las Viñas de Tomelloso, José Ángel Martín Acosta, presidía una eucaristía para dar comienzo al aniversario. Al acto acudieron las Juntas Directivas de las hermandades, con sus presidentes al frente: Alejandro Ramírez Soriano, por la Hermandad Virgen de las Viñas; Jesús Delgado, como presidente de la Hermandad de la Virgen de Criptana; y Francisco Izquierdo, en representación de la hermandad del Buen Parto.

Todos ellos volvieron a sellar ese compromiso de devoción y fe. Asimismo, según se indicaba en la propia eucaristía, uno de los objetivos principales de este hermanamiento fue “crear unos lazos de fraternidad en María, que llevase a nuestros pueblos a compartir nuestras devociones marianas, y así de esta manera seguir engrandeciendo el fervor y devoción a las diferentes advocaciones que residen en nuestros pueblos”.

Aquel 8 de septiembre de hace 10 años, en este mismo lugar, quedaba sellado este compromiso al llevar a cabo el hermanamiento de la Hermandad Virgen de las Viñas con dos hermandades que respondieron, cuan María al Arcángel: “Sí, hágase en mi según tu palabra”.

Santiago Apóstol

Al acto también asistieron los diferentes expresidentes que han pasado por dichas hermandades y las servidoras de la hermandad Virgen de las Viñas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí