La Plataforma Pro Servicios de la Comarca de Tomelloso ha expresado su malestar ante las últimas noticias relativas al Hospital General del municipio. Ayer se daba a conocer la dimisión de su gerente, Silvia Quemada, pero esta no ha sido la única dimisión que se produce en los últimos meses.

“Entre bajas por enfermedad, dimisiones y todos aquellos que se marchan porque hay mejores ofertas de trabajo en otros hospitales, cuyas condiciones son más beneficiosas para el personal sanitario, nos estamos quedando bajo mínimos”, han apuntado.

Desde la Plataforma recuerdan que llevan tiempo denunciando la situación del hospital, convocando manifestaciones y concentraciones. Afirman que “hemos tratado de remover conciencias, nos hemos reunido con quien nos ha pedido una reunión, porque las que nosotros hemos solicitado, aún no se han dado, está claro que somos molestos y no nos dan audiencia”.

La reacción de sus miembros es clara: están hartos de ver menospreciada la comarca por parte de las administraciones públicas. Recuerdan que hace unas semanas hicieron público por las redes sociales que traerían la Primaria en el Hospital, una parte del laboratorio, y que la Microbiología se quedaría una vez más en otro hospital.

“No nos conformamos, todo lo que venga al hospital, bienvenido sea, pero no podemos ni queremos conformarnos con lo que nos parece una limosna, algo con lo que tratan de calmarnos”, han asegurado, denunciando que actúan “como si nuestras reivindicaciones fuesen producto de una pataleta infantil y nos ofrecen mejoras minúsculas, que más parecieran una piruleta para que se nos pase”.

Ante esta realidad que sufre el centro, la Plataforma se pregunta: “¿Hasta cuándo este tratamiento de segunda para esta comarca sanitaria?, ¿cómo con un hospital en nuestra localidad tenemos que irnos a otras gerencias para que nos atiendan?”

Su respuesta, muy rotunda: “juegan con nuestra salud y la salud de nuestras familias, de nuestros vecinos, de nuestros amigos”, y afirman que “ustedes no son nadie para negar este hecho incuestionable, no pueden dejar que estas instalaciones se extingan, solo por el hecho de no estar dedicándole toda la inversión que se necesita”.

Tras las críticas hacia la Plataforma sobre su inexistencia cuando gobernaban otros partidos, responden que no existían aún como “movimiento ciudadano”, pero se vieron en la obligación de unirse como grupo y reivindicarse tras el cabreo ante la falta de personal, las largas listas de espera, la falta de especialistas, el envejecimiento de algunos elementos de diagnóstico, o la falta de directamente de los mismos.

Además, han recordado que nunca han estado sustentados por ayudas o subvenciones, por lo que tienen plena libertad “le pese a quien le pese”. Asimismo, desde la Plataforma lanzan una pregunta de vuelta: “¿dónde estáis vosotros? Vosotros, los que os ha faltado tiempo para criticar cada paso que hemos dado, los que nunca sumáis, siempre en el afán improductivo de dividir, ¿dónde estabais? ¿Dónde estáis?”.

En definitiva, este movimiento ciudadano tiene claro que seguirá luchando por el bien común, sean o no cuestionados, e intentarán que haya más gente que se una a este proyecto en beneficio de todos los ciudadanos de la comarca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here