No hay cocina sin un microondas, por lo general un modelo sin grill, el más sencillo, pero perfectamente capaz de calentar y descongelar todo tipo de alimentos, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Y lo mejor es que no hace falta gastar más de 50 euros en él, como es el caso de los dos mejores microondas según el último análisis de modelos sin grill.

Cecotec Proclean 2010-0158. Precio: entre 49 y 53 euros. Potencia: 1.385 W (700 W de salida)Destaca por sus buenas prestaciones, tanto para calentar como para descongelar la comida, además de la excelente fiabilidad de la marca según sus usuarios. En su contra, la limitada visibilidad a través de la puerta.

Orbegozo MI 2115 Precio: entre 43 y 58 euros. Potencia: 1.230 W (700 W de salida). Buenos resultados en calentamiento y descongelación, en facilidad de uso y en ruido. Puntos débiles: no es de los modelos más rápidos y la apertura de la puerta no es cómoda para personas con movilidad reducida.

En general, la mayoría de los aparatos sin grill ofrecen buenas prestaciones. Suelen ser modelos analógicos, con dos mandos, uno para regular el tiempo y otro para elegir la potencia de funcionamiento. Si se busca un microondas con grill y mandos digitales, el precio se incrementa, aunque según el comparador de OCU, es posible encontrar aparatos por menos de 80 euros.

En cualquier caso, antes de adquirir un microondas conviene comprobar su capacidad real, ya que suele ser bastante inferior a la anunciada. En cuanto a la potencia, bastan 700 W de salida (entre 1.200 y 1.400  W de potencia eléctrica), aunque cuanto mayor sea, más rápido será. En cualquier caso, su consumo suele ser bastante comedido: 10 minutos de uso diario equivaldría a menos de 2 euros mensuales; si, además, cada semana se cocina al vapor una vez y se calientan dos platos precocinados, el coste sube a 3 euros al mes.

Por último, OCU advierte que algunos alimentos o recipientes no son aptos para el microondas. Por ejemplo, las bolsas de papel, plástico o poliestireno no aptas para microondas pueden incendiarse, fundirse o contaminar el alimento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here