El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido este miércoles a Ciudadanos que no «maltrate» a su Gobierno, con el que ha llegado a acuerdos, al tiempo que ha avisado al partido naranja: «No somos ningún régimen».

Así se ha pronunciado García-Page en su turno de réplica a la portavoz de Cs en las Cortes de Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, donde ha abundado en que durante toda la jornada ha mostrado humildad, que en todo se acierta y que en la vida hay que aprender.

«Al final he hecho bastante consideraciones autocríticas en mis intervenciones y de intentar mejorar», ha indicado después de que Picazo haya dicho a García-Page es «muy decepcionante» y «parece que nos tuviera atrapados tanto tiempo que suena ya a régimen».

También ha reprochado a la portavoz de Ciudadanos que diga que la sanidad o la educación castellanomanchegas son mediocres porque el Ejecutivo que preside ha puesto «mucho dinero» en estos ámbitos en un acuerdo con el partido naranja.

MEJOR QUE PRESUMA

Es por ello por le ha dicho al partido liberal que es mejor que presuma: «Si estamos poniendo más recursos y ustedes dicen que la educación y la sanidad son mediocres ¿Se refieren a los profesionales?», se ha preguntado.

«Es más fácil presumir de las cosas en las que hemos llegado a acuerdos, que no le pese. Es útil y constructivo. Nosotros no los necesitamos pero nos hemos esforzado en tenerlos y estamos orgullosos», ha apuntado, para agregar que irá a la urnas las veces que le reclamen. «Eso no es un régimen, es democracia pura y dura».

En este punto y tras afirmar que es un fanático de la moderación, ha señalado, ha lamentado que no se produjese un acuerdo a nivel nacional entre el PSOE y Cs porque hubiera invertido la tendencia actual de que la política esté separada «en bandos».

Con todo, ha dicho a los representantes de Cs en el Parlamento que le da la sensación de que se conformarían con el último resultado electoral. «Lo digo como lo siento. Creo que han jugado un papel importante y me gustaría que no desaparecieran, que no se les comiera el PP y que pudiéramos seguir en una línea de entendimiento».

NO HAY PROBLEMAS DE OPACIDAD

Del mismo, ha dicho al partido naranja que en Castilla-La Mancha no hay problemas de opacidad o falta de transparencia. «No cuela eso. Tengo niveles de transparencia en mi gestión que a lo mejor pe paso», ha apuntado, para reiterar que «los rankin están ahí» y que es «muy complicado» que él se oculte.

Así, ha recordado que su Gobierno va a crear el Consejo de Transparencia y se ha mostrado dispuesto a llegar a un acuerdo con Cs en esta materia. «Podemos negociar», ha dicho el presidente castellanomanchego, que se ha abierto incluso a negociar con el PP. «Es un planteamiento en el que podemos entendernos y me gustaría que en esto pudiéramos buscar consensos».

Por todo ello, García-Page no se ha cerrado a llegar a acuerdos y ha dicho al partido naranja que estaría dispuesto a negociar con ellos aspectos importantes del presupuesto regional del 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here