El coordinador regional de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha alertado de un «injusto reparto» de la Política Agrícola Común (PAC) y de que algunas empresas con sede social en Madrid «esquilman» estas ayudas.

Así lo ha expresado el líder de la formación de izquierdas, quien ha añadido que la actual es una PAC que no les gusta y que el Grupo Parlamentario de Unidas Podemos ha votado en contra, ya que «no va a ser favorable para los intereses de los agricultores y agricultoras de Castilla-La Mancha».

«No estoy diciendo que no le vayan a llegar ayudas, pero estas van a llegar de una forma que no es justa», ha explicado Crespo, que ha condenado que «no haya un tope de ayudas», pues de esta forma «en Castilla-La Mancha hay muy pocas personas que se llevan mucha cantidad, en concreto el 20% de las explotaciones se llevan el 80% de las ayudas», lo que considera que «no es un reparto justo para los agricultores profesionales».

A juicio de IU, según ha informado en un comunicado, «quien siempre se lleva los beneficios son quienes tienen sus sedes sociales en Madrid y no en Castilla-La Mancha». De ahí que la apuesta de Unidas Podemos pasa por «poner unos topes máximos, de forma que se beneficiaran principalmente los agricultores y los ganaderos profesionales».

Por último, ha mostrado su apoyo a un «modelo extensivo y tradicional, por modelos familiares que son los que garantizan el modelo sostenible en Castilla-La Mancha».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí