Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha considerado una «pérdida de tiempo» y «pura publicidad» los más de 267 minutos que ha durado el discurso del presidente autonómico, Emiliano García-Page, en el Debate del Estado de la Región.

Para el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, «demasiado nos cuesta a los castellano-manchegos el sueldo de Page y demasiados temas importantes debe acometer para que pierda el tiempo en este tipo de espectáculos», ha informado la federación de izquierdas en nota de prensa.

«Una serie de promesas que nos recuerdan mucho a las que ya hizo en el año 2015 y que muchas de ellas aún no se han visto realizadas, dejando claro que la política de Page es de maquillaje y propaganda que de hechos fehacientes», ha criticado Crespo.

Además señala que mientras aumenta el número de personas en situación de pobreza y exclusión social en Castilla-La Mancha y la despoblación está dejando una situación «de gravedad y casi irreversible», el presidente «se marca cuatro horas de discurso para vanagloria suya».

Crespo explica que tras más de seis años en los que ha gobernado el PSOE y García-Page en la región, los problemas más acuciantes en Castilla-La Mancha siguen sin resolverse, «como por ejemplo ocurre con los altos precios de la vivienda, la falta de industria que genere empleo de calidad, las múltiples deficiencias en la red de transporte por carretera y la de tren convencional, la privatización de las residencias de mayores o la falta de inversión en sanidad y educación».

«Hemos detectado que Page y sus Consejeros no van a cambiar ni un ápice sus políticas, es decir, van a seguir lanzando anuncios y promesas incumplidas que llevan frustrando a los castellano-manchegos desde hace años», ha dicho, para agregar que «hace falta que una fuerza política como Unidas Podemos esté presente en las Cortes Regionales para que los problemas reales de la población puedan solucionarse y no que esta institución sea utilizada como tribuna para Page».

A juicio de Izquierda Unida «el modelo de Page y el PSOE es vender Castilla-La Mancha a grandes empresas contaminantes como son las macrogranjas o dejar que las casas de apuestas campen a sus anchas».

Por último, Crespo ha recordado que a pesar de que su formación política no se encuentra representada en las Cortes regionales, «a causa de una Ley Electoral adulterada y modificada a medida por Cospedal y mantenida por Page que impide la entrada a otras fuerzas políticas, hemos seguido trabajando en los principales problemas de Castilla-La Mancha y ofreciendo soluciones que con el tiempo están demostrando ser útiles para la población».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here