La Comisión Europea ha adoptado este viernes un paquete de medidas sobre uso de sustancias peligrosas que pondrá fin a la comercialización de tubos fluorescentes que contengan mercurio.

Esta nueva normativa busca aumentar la seguridad y la protección medioambiental frente a sustancias peligrosas y a su vez impulsar alternativas más limpias. Según la directiva que restringe el uso de químicos, los productos electrónicos que contengan mercurio no podrán comercializarse, excepto si el Ejecutivo europeo otorga exenciones por tiempo limitado y específicas.

Seguros Soliss

No obstante, la propia Comisión ha avisado de que la mayoría de exenciones se suspenderán, ya que las evaluaciones realizadas desde 2016 concluyen que existen alternativas seguras sin mercurio para las lámparas fluorescentes.

El vicepresidente de Pacto Verde, Frans Timmermans, ha insistido en que los productos químicos son parte de la vida diaria pero tienen que producirse y emplearse de una manera que no ponga en riesgo la salud humana y el medioambiente.

«Es especialmente importante dejar de usar los químicos más dañinos, como el mercurio en productos que usamos a diario como es el caso de las lámparas», ha dicho el comisario holandés sobre esta medida.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí