El duelo final catalán (que a nosotros nos hubiera gustado que fuese castellano-manchego) ha sido entre Meri y Arnau. Ambos finalistas, que han estado acompañados de sus familiares y el resto de compañeros del concurso, ha sido protagonizado por sus raíces gastronómicas, con un planteamiento atrevido, moderno y muy emotivo.

Hay que decir que Meri ha sido una concursante de grandísimo nivel, pero no ha sido suficiente para ganar al que yo considero el mejor concursante de todas las ediciones del concurso. El menú de éste ha sido un homenaje a la tierra, y una reivindicación de la cocina de cercanía con un primer plato que combinaba perfectamente las técnicas modernas con productos de huerta, y una estética y elaboración de restaurante de estrella Michelín. El segundo plato ha sido un «Mar y Montaña» arriesgado de pichón y carabinero con varias salsas y texturas que ha sido muy alabado por los jueces, acabando con un postre «10», una versión de crema catalana con distintas texturas que ha hecho emocionarse a los jueces. Un menú perfecto que dice mucho de lo que ha sido esta edición de Master Chef.

El chef invitado a esta final ha sido nada menos que el gran David Muñoz, del restaurante DiverXo, el cual ha alabado el gran trabajo de Arnau, un concursante que desde el principio demostró su potencial, pero cuya verborrea hacía que pareciese más un vendedor de humo que un gran cocinero, sin embargo ha demostrado que su discurso era coherente y que su literatura era la base conceptual de su trabajo.

Independientemente de que me hubiese gustado ver a María Morales ganar, he de decir que he disfrutado de esta final, y que Arnau me parece el justo ganador, no sólo por su trabajo en la final, sino por todo lo que ha hecho, sobre todo en los últimos programas, cuya participación ha sido perfecta.

Acaba una edición más del popular concurso gastronómico, y si bien ha habido algunos capítulos en los que parecía más un reality show, los últimos programas han demostrado lo que significa la gastronomía: Pasión, trabajo, cultura, tradición, técnica, y sobre todo entrega y amor, porque éste es un trabajo que necesita de todos esos ingredientes, y cuya realización solo está al alcance de aquellos que dispongan de todos ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here