El Gobierno de Castilla-La Mancha se encuentra recabando información de empresarios, sindicatos, tercer sector y diputaciones y entidades locales de la región para, una vez cuantificados los daños causados por ‘Filomena’, estudiar la posibilidad de pedir al Gobierno central que declare a la región zona catastrófica.

Así lo ha explicado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, preguntado por este extremo durante la rueda de prensa que ha ofrecido este martes para hacer balance de la gestión del Ejecutivo ante el temporal, en la que ha indicado que en función de los «datos objetivos» recibidos, el Ejecutivo puede plantear la posibilidad de remitir esa información al Ministerio de Interior, quien dictamina «si es factible o no dicha declaración».

«La declaración en sí no es importante, sino determinar qué daños materiales se han podido producir para que haya compensaciones», ha defendido el titular regional de Fomento.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí