La Cooperativa Virgen de las Viñas cierra una nueva campaña con 68.500.000€ de facturación, con un resultado de 214.000€ íntegro para las reservas. Asimismo, han aumentado su plantilla en 7 personas más, sumando un total de 90 empleados fijos.

«Cada vez mejoramos más nuestros servicios a los socios, en el laboratorio, en el campo y en la trazabilidad, y esto redunda en una buena elaboración y atención al cliente», ha explicado Rafael Torres, presidente de la Cooperativa, y quien seguirá ejerciendo este cargo durante 4 años más tras haber sido reelegido en la Asamblea General.

En general, la auditoría realizada muestra que la Cooperativa está libre de cualquier salvedad y con una buena situación económica. Según ha expuesto Torres, se ha vendido todo el producto de la bodega, aunque no se ha retirado todo por el lento ritmo de retirada, lo que podría ocasionar que no haya espacio suficiente para la cosecha.

Durante la anterior campaña se registraron unos 270 millones de kilos de uva, aunque este año se espera una cifra menor. Por su parte, la Almazara ha recibido 3.500.000 kilos de aceituna, y la mitad de la cosecha está vendida.

En cuanto al Consejo Rector de la Cooperativa, este se ha visto renovado, incorporando a dos nuevas mujeres en el equipo. Además, se han modificado los estatutos para crear un Comité de Recursos y para autorizar las reuniones telemáticas.

Tras el recibimiento de la Medalla al Mérito Cultural, Torres ha felicitado a los socios y ha agradecido la labor de los patrocinadores y colaboradores del Certamen Cultural, que este año esperan celebrarlo para rendir homenaje a los artistas y traer la cultura a Tomelloso.

Cabe destacar el aumento progresivo del nivel de embotellado registrado. «Para mí es una gran satisfacción, porque el futuro de esta gran Cooperativa es el vino embotellado, por eso nos preparamos para realizar este medio de ventas», ha aseverado el presidente. Asimismo, continúan adelante con los planes del enoturismo, actualmente paralizado para guardar los protocolos del coronavirus, pero que esperan que vea la luz a partir del mes de julio.

En definitiva, la Cooperativa ha hecho un balance positivo de este año, en el que han tenido que enfrentarse a varias dificultades, como el bajo precio de la uva. «La rentabilidad es mínima por kilo de uva, pero esperamos que cambie este año», ha afirmado Torres, quien asegura que a pesar de los inconvenientes vividos, han logrado venderlo todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here