Eloísa Perales, socia de Amigos de la Gallina Negra Castellana (GANECA), explica qué condiciones debe tener una granja para considerarse ecológica y cómo son los huevos de sus ponedoras

El programa de La Sexta ‘Equipo de Investigación’ ha emitido un reportaje sobre la cría de gallinas en ecológico y ha visitado la granja La Barja, en Tomelloso (Ciudad Real), donde Eloísa Perales, socia de Amigos de la Gallina Negra Castellana (GANECA) y cuya explotación está incluida en el listado de proveedores de #ProductosDeSelección, ha explicado qué condiciones debe tener una granja para considerarse ecológica.



Su explotación cuenta con unas 4.800 gallinas ponedoras, de las que unas 200 pertenecen a la raza autóctona Castellana Negra, una raza en peligro de extinción que, recientemente, se ha incorporado a la lista de razas autorizadas para comercializar sus productos con el Logotipo Raza Autóctona 100%.

En el reportaje, Eloísa comenta que los huevos procedentes de gallinas ecológicas suelen tener un tamaño más pequeño y contienen menos agua que los que ponen las gallinas enjauladas. Además, no puede haber más de seis gallinas por metro cuadrado y cada gallina necesita como mínimo cuatro metros cuadrados de exterior.

En cuanto a la alimentación, también debe ser exclusivamente ecológica. “Los piensos no deben tener ningún tipo de químicos o insecticidas ni pesticidas; toda su alimentación debe ser natural”, explica Eloísa, que también añade que las gallinas deben tener acceso al exterior y una serie de horas ininterrumpidas de sueño.





Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre