Andrés Perelló, Embajador de España ante la UNESCO, se ha trasladado hasta Tomelloso para visitar el IES Eladio Cabañero, dentro de la programación que el centro realiza cada año vinculada al Parlamento Europeo.

«Queremos poner broche de oro a las actividades que venimos realizando», ha explicado el Jefe de Estudios, José Ángel Martínez, quien ha definido la visita como «un privilegio, un placer y un honor».

Todo ello, en una actividad que traspasa los objetivos del centro de años anteriores de acercar las instituciones europeas a los alumnos de Secundaria, dando un paso más hasta llegar a la UNESCO. Para Martínez, «muchas veces no sabemos a qué se dedican algunos organismos internacionales», por lo que iniciativas como estas permiten adentrarse en el funcionamiento de las mismas.

Como organización de Estados, la UNESCO se dedica a la cooperación, la paz y la educación, y nacía como punto clave de la cultura y la educación tras la Segunda Guerra Mundial. Según ha recordado Perelló, la Organización de las Naciones Unidas ponían en manos de este organismo cuatro instrumentos para construir la paz en la mente de los hombres y las mujeres: la educación, la cultura, la ciencia y la información y comunicación.

Esta ha sido precisamente la realidad que ha trasladado el embajador a los alumnos del centro, a través de una charla que espera que sirva de ejemplo para otros institutos «porque a veces nos quedamos solo en entornos locales y el mundo existe más allá de eso», ha afirmado.

A preguntas de los medios sobre los retos actuales de la UNESCO, Perelló ha puesto el foco en la Igualdad de género y la situación de África, el continente menos desarrollado. Sin embargo, un debate que ocupa actualmente un hueco importante en el organismo, y en el que también forma parte España, es la realidad post-pandemia.

«Ni todas las armas del mundo nos han valido para superar un virus que no se ve», ha expresado. Ante este nuevo panorama, muchos alumnos han dejado de estudiar, por lo que el organismo trabaja por llevar la educación hasta todos ellos en condiciones igualitarias. «No vale de nada invertir en un tablet para un niño si no tiene acceso a Internet o energía eléctrica».

Durante su primera visita a Tomelloso, Perelló ha puesto en valor elementos icónicos del municipio, como el Museo del Carro y los Bombos, «construcciones que me han parecido de un ingenio y capacidad de cálculo tremendos». Asimismo, ha destacado el carácter emprendedor de los vecinos del pueblo, que no solo cultivan las tierras, sino el arte y la literatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here