De todos los seres vivos solamente las aves suelen emparejarse de por vida. La razón es muy simple, como tienen que incubar los huevos, alguien debe traer la comida, algunas especies se turnan con ambas tareas, aunque lo normal suele ser que la hembra incube y el macho provea. Entre los mamíferos lo normal en la mayoría de especies es que vivan en manadas de hembras y cachorros con un macho dominante y que haya otras manadas de machos solteros, también hay cientos de especies de mamíferos que viven en solitario, y solo se juntan para el apareamiento.

Los humanos hemos elegido en muchos casos vivir en pareja, la explicación sociológica y antropológica podría ser que así es cómo hemos podido evolucionar hasta ser la especie dominante, pero la explicación más poética la dio el filósofo griego Platón: En el siglo V AC, Platón contaba la leyenda de que al principio de los tiempos, los seres humanos tenían dos cabezas, cuatro brazos y cuatro piernas. Esos seres lograron ser tan poderosos, que Zeus, por miedo a ser derrocado, decidió separarlos: su condena fue pasar toda la vida buscando «su otra mitad.»



Platón con su filosofía nos explicó que el ser humano lo que busca es amar para sentirse completo. El pensaba que cada uno «no es más que una mitad de ser humano, que ha sido separada de su todo como se divide una hoja en dos» por lo que la búsqueda de «la otra mitad» es algo entendible.

El amor tenía que complementar las cualidades, lo que hacía que fuera necesario admirar a la pareja.  Solía decir: «Una pareja no debería amarse exactamente como son en este momento» ¿Qué quiere decir? Que el amor real busca una mejoría mutua constante.

San Valentín fue un cristiano primitivo, un médico romano del siglo III DC que se hizo sacerdote, y que casaba a soldados con sus damas en las bodegas de las cárceles del Imperio en los tiempos en que el matrimonio estaba prohibido para las milicias. El emperador Claudio II​ al enterarse de los votos matrimoniales que realizaba el santo, mandó capturarlo y traerlo frente a él para que se excusara; al parecer, Claudio no tenía más intención que solo reprenderlo y expulsarlo del país, pero por influencia de otros altos funcionarios mandó decapitar a san Valentín.​ Los días que estuvo esperando en prisión para su ejecución vio que la hija del juez de la prisión era ciega, y por medio de oraciones pidió a dios que la joven tuviera la dicha de poder ver, durante su traslado a la plaza pública para su ejecución, San Valentín le regaló un papelillo a la joven para que lo leyera. Ella, sin entender el motivo, ya que era ciega, abrió el papel y por primera vez logró ver y lo primero que vio era una frase que decía «Tu Valentín» como forma de despedida. Algunos historiadores que apoyan este relato como el único y verdadero aseguran que Valentín se llegó a enamorar de la joven, por lo cual su simbolismo como santo del amor fue mayor.



En Chicago, en el año 1029, el mafioso Al Capone y Jack McGurn, su estrecho colaborador, idearon un plan para asestar el golpe definitivo a Moran. Un topo infiltrado en la banda de Moran, su rival más importante, dio el chivatazo de varios cargamentos de bebidas de Capone. Tras varios camiones desviados hacia el almacén de Moran, el topo informó un gran envío para el 14 de febrero,  el día de los enamorados. Al Capone tenía lista su macabra felicitación.

A eso de las diez y media de la mañana, varios de los hombres de confianza de George Bugs Moran se dirigían al North Side de Chicago, para recibir un camión cargado de licor de contrabando. Al poco tiempo de hacer su entrada el camión, una dotación policial se adentró en el almacén clandestino, ante la actitud confiada de los hombres de Moran. Dos policías, con sus respectivas armas reglamentarias, ordenaron a los siete hombres en el interior colocarse contra la pared y procedieron a desarmarles. En ese momento, otros hombres entraron al almacén armados con metralletas y acribillaron a balazos a los hombres de Moran. Este episodio pasó a la historia como “La matanza del día de San Valentín”.

Estas son algunas curiosidades sobre el día 14 de febrero, el día que los humanos occidentales celebramos el amor. Los humanos en general nos dividimos en Pares e Impares. Unos han encontrado su media mitad, y otros la siguen buscando, aunque no lo sepan.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre