Protestas Policía

Unos 40 miembros de la Policía Local se manifestaron este jueves durante la inauguración de la rotonda de la estación de autobuses y el posterior izado de la bandera. Los agentes de Tomelloso estuvieron acompañados por compañeros de Socuéllamos, Villarrobledo y Albacete. Tras el acto, María José Patón delegada de CSIF, Juan Carlos Bustos, delegado de SPL y Cirilo Castro, en representación de USO, comparecieron ante los medios de comunicación para, según dijeron, desmentir las “graves acusaciones” realizadas por la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez.

Aseguraba Patón que muchas de las cosas que afirmó a distintos medios —entre ellos este periódico— “no son ciertas”, señalando la representante sindical que “nos está atacando mucho, creo que indebidamente”, cuando lo que debería haber hecho “es sentarse a negociar”.  Patón manifestó que sueldos a los que se refiere la alcaldesa “no son ciertos” y en cuanto a las bajas, “las concede un médico”. La representante sindical considera “una falta de respeto gravísimo” el que la regidora hable de que la Romería “ha salido gracias a la Virgen de las Viñas”, siendo que algunos policías “estuvimos trabajando 36 horas, viernes, sábado y domingo para que saliera adelante”.

Patón reiteró que la alcaldesa “no quiere reunirse con nosotros”, acusándola de que a ellos les dice que “llevamos razón y de cara a la ciudadanía dice todo lo contrario”, por lo que considera que “quiere echarnos encima a los ciudadanos”. La sindicalista aseguró que “en esta situación estamos perdiendo todos”. La delegada sindical recordó que el ministerio de Hacienda rechazó la petición de 10 plazas de policías “porque el Ayuntamiento de Tomelloso no cumple la Ley de Estabilidad Presupuestaria”. Asimismo señaló que se solicitaron 6 plazas en comisión de servicios y “a esta Policía Local no ha querido venir nadie con las condiciones laborales que tenemos”.

Juan Carlos Bustos aseguro que la acusación que la alcaldesa “hace a SPL Tomelloso de haber mandado whatsapp amenazadores a alcaldes de Castilla-La mancha, es mentira”. Reiteró que desde el sindicado del que forma parte “no se ha mandado ningún mensaje a ningún alcalde de la región para amenazar y coaccionar sobre algo relativo a lo nuestro”. Acusó Bustos a la primera concejala de “estar perdiendo el norte” y no querer “sentarse a negociar” y de limitar sus derechos. Aseguró que “no vamos a venir voluntariamente a trabajar en nuestro tiempo libre porque no queremos ganar 2 millones de euros en horas extras en dos años. No queremos que Tomelloso tenga que pagar eso”. Señaló que prefieren que “vengan 10 policías a trabajar y esos 2 millones sean 240.000 euros, que es lo que hubiera costado”.

Cirilo Castro, por su parte, aseguró que “en todo momento hemos tenido la mano tendida a la alcaldesa para solucionar esto”, acusándola de “estar cerrada a las negociaciones”. Así, un conflicto que “hubiera sido mínimo”, se está convirtiendo “es un asunto muy grave como es dejar sin seguridad a Tomelloso”. Castro acusó a la alcaldesa de querer solucionar este desencuentro “apagando el fuego con gasolina”.

Para acabar, los representantes sindicales calificaron de falsos los datos de los sueldos que la alcaldesa hizo públicos correspondientes al mes de marzo de tres años, señalando que el sueldo neto de un policía es de 1.600 euros netos y en esa cuantía van incluidas las horas extras y la antigüedad, con lo que el sueldo es sensiblemente inferior a los más de 2.000 euros que señaló Jiménez.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre