Manos Unidas de Tomelloso ha renovado su junta directiva. Tras cerca de ocho años al frente de la ONGD católica, Mari Carmen Redondo cede el testigo a José Antonio Rebato, que será el nuevo delegado; el cargo lleva aparejada la dirección del Arciprestazgo Mancha Este. En un encuentro con los medios, el consiliario de Manos Unidas y párroco de la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, Antonio López, agradeció el trabajo a la junta saliente y dio la bienvenida a los entrantes. También se explicó el desarrollo de las actuaciones llevadas a cabo y se anunció la próxima campaña.



Mari Carmen Redondo, la delegada saliente, explicó que tras cerca de ocho años al frente de la ONGD en Tomelloso se ha sentido muy orgullosa de trabajar en ella “me ha reportado muchos beneficios y he aprendido mucho, porque el servir a los más pobres de la tierra es una tarea que nunca es suficiente”.  Redondo señaló que va a continuar en Manos Unidas pero desde otro plano. Mari Carmen agradeció al consiliario, a la junta directiva y a los voluntarios por su colaboración, trabajo, dedicación y empeño. La presidenta saliente dio, asimismo las gracias a todas las personas anónimas que hacen que Manos Unidas siga siendo posible.

José Antonio Rebato, que ya fue secretario en la anterior junta, explicó que va a continuar la misma línea de trabajo planteado, “ambiciosa y a la largo plazo”. Aun así, señaló, la ONGD va a tener más presencia en los medios y a estar “en sitios en los que no solíamos estar”. Se va a continuar con la línea de sensibilización en colegios y parroquias, una actividad que funciona muy bien y se va a fortalecer la dimensión de Manos Unidas con los jóvenes. Así, explicaba, además de las catequesis se va a tener más presencia en los institutos. En cuanto a los adultos, el pasado año se comenzó a trabajar con los grupos parroquiales, pero “también queremos llegar a las asociaciones y hermandades de Tomelloso” con la campaña de sensibilización.

Manos Unidas quiere reactivar la Mesa de Cooperación Internacional que existía en Tomelloso, por ello, explicó el delegado, ya se han puesto en contacto con el Ayuntamiento para mantener una reunión con la alcaldesa antes de final de año.

Campañas

De cara a las campañas de concienciación en los institutos Manos Unidas ha realizado un montaje audiovisual con las últimas realizadas. Concretamente han sido 4 las actuaciones que han propiciado las campañas: una presa, un centro sanitario, unas aulas de secundaria y unas letrinas, en Kenia.

La campaña de este año ha sido la construcción de cuatro viviendas para personal sanitario en Zambia con un coste de 89.375 euros. De ese importe, la mitad ha correspondido al Arciprestazgo Mancha Este al que pertenece Tomelloso. En nuestra ciudad la campaña de Manos Unidas ha recaudado 25.137 euros, 10.385 en las parroquias, 6.421 en actividades conjuntas, 6.710 en los colegios e institutos y 1.620 euros de donaciones de particulares. El resto hasta el importe total ha sido aportado por las localidades del Arciprestazgo. Argamasilla de Alba ha contribuido con 7.761 euros, La Solana 9.155, Socuéllamos aporta 2.266, Pozo de la Serna ,120 euros y San Carlos del Valle 737 euros.

Manos Unidas ha dedicado los últimos ocho años a apoyar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En el 2016 inició su Trienio de lucha contra el hambre desde una triple perspectiva: el mal uso de los recursos alimentarios y energéticos; un sistema económico internacional que prima el beneficio y excluye a los débiles y unos estilos de vida y consumo que aumentan la vulnerabilidad y la exclusión.   Tras la campaña “Siembra”, explicó José Antonio Rebato, la prevista para el próximo año va a incidir en el consumo: consumo excesivo, consumo ilógico y consumo por consumo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre