Salones Epilogo

clausura-semana-taurina-10

Con la tradicional entrega de reconocimientos, este sábado culminaba la XXXIII Semana Cultural que, con brillantez, organiza año tras año la Peña Taurina de Tomelloso. El acto se iniciaba con un coloquio en el que participaron el torero José Ortega Cano, el rejoneador de Villarrobledo,  Juan Manuel Munera  y el poeta  Ángel Luis Sánchez, conducidos por José Márquez Alonso. El broche de oro musical lo puso la actuación del joven violinista Marcos Núñez. El viernes, en el Teatro Municipal de Tomelloso, tuvo lugar el XI Concierto de Pasodobles ofrecido —por primera vez— por la Unión Musical Ciudad de Tomelloso y la proyección del documental “El toro, huella ancestral” de Juan José Márquez.


Vinicola Inline

Estaba prevista la presencia de los diestros Curro Díaz, Morenito de Aranda y Francisco José Espada, que excusaron su presencia en el acto por distintas causas.  El acto contó con la asistencia, entre otros, de la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, el concejal de Cultura, Raúl Zatón y representantes del Grupo Popular.

En los prolegómenos del acto, este periódico charló con el joven rejoneador villarroblense, Juan Manuel Munera y con José Ortega Cano. El primero mostró su agradecimiento por la participación en la corrida benéfica de Tomelloso y, por su puesto, por el reconocimiento de la Peña Taurina y la participación en el acto de clausura. Calificó Munera  de muy buena la temporada que acababa, con tardes mejores que otras pero con la regularidad como nota predominante. No obstante, dijo que su talón de Aquiles había estado en el rejón de muerte. Munera,  al que cuestionamos sobre la idea trasladada por los críticos taurinos Ignacio Rubio y Javier Fernández-Caballero de incluir a un torero de la región, al menos, en los festejos, dijo que “si la oportunidad no te la da la gente de tu tierra, quién te la va a dar”, mostrándose partidario de esa iniciativa. Para acabar, aseguró sentirse bien tratado y apoyado por la afición de Castilla-La Mancha.


Hidymec

Ortega Cano nos explicó que le agradaba mucho estar de nuevo en Tomelloso, “siempre que sean cosas bonitas como el acto de esta noche, me tienen a su completa disposición”. Recordó que la corrida benéfica de la Romería, a la que asistió, fue una tarde magnífica, a pesar de la lluvia “me agradaba mucho volver a Tomelloso, ciudad de la que tengo muy buen recuerdo por las cuatro actuaciones que he tenido aquí”.  Dijo que con la corrida del pasado julio en Benidorm, entre otras cosas, buscó que la gente joven supiese quien era Ortega Cano y, sobre todo “que mi hijo de cuatro años tenga el recuerdo de su padre toreando de luces”. Aseguró que se emocionó como el primer día “tengo una mente joven”. Ortega Cano dijo que es muy meritoria la existencia de una peña tan activa como la de Tomelloso y el que los aficionados se reúnan y busquen un motivo de encuentro y hablar de toros.

Durante el coloquio, Juan José Márquez fue entrelazando poesía y preguntas a los diestros presentes. Ortega Cano recordó sus orígenes, de familia humilde, hasta encumbrar la cima del toreo, Munera aseguró que desde que recuerda montaba a caballo. En otro pasaje de la charla, Ortega aseguraba que “tanto Munera como yo vivimos de la historia de quienes no precedieron”. Durante toda la noche estuvo presente el recuerdo del malogrado Víctor Barrio.


Hidymec

Unas jornadas que engrandecen el panorama cultural

Durante la entrega de reconocimientos el portavoz de la Peña, Luis Antonio Perales, agradeció el apoyo del Ayuntamiento, especialmente de la alcaldesa y el concejal de Cultura. Perales, puspo en valor las actividades organizadas por el colectivo, especialmente la corrida benéfica (que ha cogido un sitio en la programación de la Romería de Tomelloso y que ha repartido en cuatro años más de 30.000 euros a quienes más lo necesitan) y la Semana Cultural Taurina. Ya son veintitrés años, dijo, realizando actividades, que no solo benefician a los aficionados, sino a toda la ciudad.



La alcaldesa de Tomelloso aseguró que las jornadas engrandecen el panorama cultural de la ciudad. Recordó Inmaculada Jiménez que la Peña Taurina de Tomelloso tiene 400 socios, destacando la importancia de estar al lado de ellos, al igual que de cualquier asociación de la ciudad. Dio la bienvenida a la ciudad los asistentes de fuera y pidió a Ortega Cano que lleve el nombre de Tomelloso por donde vaya.

El broche de oro musical lo puso la actuación del violinista  Marcos Nuñez que interpretó brillantemente un repertorio de standars musicales  que gustó al público.


Dipu CR – Aniversario Edificio

XI Concierto de pasodobles

El viernes, el Teatro Municipal de Tomelloso acogía el XI Concierto de Pasodobles Toreros. En la primera parte se proyectó el documental “El toro, huella ancestral”, de Juan José Márquez Alonso. Un recorrido desde la prehistoria hasta la actualidad por ese animal que “ha desempeñado un papel trascendental en su historia”.


DipuCR – Sabores del Quijote

La segunda parte, el concierto propiamente dicho, trajo dos novedades. Por primera vez lo ofrecía la Unión Musical Ciudad de Tomelloso, banda que estrenaba director en el concierto. José Antonio Sánchez Ballesteros cogía la batuta de la Unión Musical que dejara hace algunas semanas Felipe Vicente Manresa. Sánchez Ballesteros es natural de Manzanares, intérprete y profesor de trompa, director y compositor.  Ofrecieron un completo programa de pasodobles taurinos (Puerta Grande, Manolete o Nerva, entre otros) rematados por Peña Taurina de Tomelloso de Pedro Álvarez Ríos.

[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157675581994275]

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here