Salones Epilogo
Foto: Clara Manzano, Lanza
Foto: Clara Manzano, Lanza

Fuente: Lanza (Belén Rodríguez)

El granadino Jorge M.E., supuestamente el huido de una operación antidroga de la Guardia Civil en Tomelloso de 2006, en la que se interceptaron 8 kilos de cocaína a un grupo de ciudadanos colombianos que tenían un lavadero de coches en esa población, no reconoce su voz en decenas de grabaciones de conversaciones telefónicas entre marzo y junio de ese año con los colombianos.


Virgen de las Viñas

“No es mi voz”, se limitó a declarar a preguntas de su abogado defensor en el juicio que comenzó este miércoles en la Audiencia Provincial. A las preguntas de la fiscal prefirió no responder.

El ministerio público no tiene dudas, cree que este hombre, de marcado acento granadino en las conversaciones, es el contacto andaluz del grupo de colombianos que se aprovisionaban de cocaína en importantes cantidades en Madrid, y que luego distribuían a otros traficantes de cierta entidad, como el acusado.


DipuCR – Sabores del Quijote

En su caso las conversaciones son las principal prueba de cargo, puesto que él no estaba en Tomelloso el 17 de junio cuando tres de los principales implicados en la trama fueron detenidos, con 8 kilos de cocaína que traían de Madrid en el maletero de un coche, “ejecutando un plan de común acuerdo con él”, dice la fiscalía (estuvieron hablando por teléfonos que la Guardia Civil tenía pinchados durante el viaje).

Los otros tres fueron condenados por estos hechos en el año 2009. Para Jorge M.F. la fiscal pide nueve años.


Hidymec

Tengo “amiguitas guapetonas”

En las conversaciones en las que el acusado no se reconoce, al menos cuatro hombres hablan con mucha frencuencia entre ellos en términos extraños, de traer “pastel”, “postre”, “la plata”, “amiguitas guapetonas”, “tengo las tortas aquí”. Y más extrañas: un interlocutor le pregunta a otro “¿Cuántas maestras quedan?”, a lo que el otro responde 9, y replica, “me dejas 2 en mi casa y las demás en la escuela de verano”. Términos con los que la fiscalía considera que el grupo hablaba de cocaína, y entre ellos el acusado que en ese tiempo utilizó media docena de tarjetas prepago de teléfonos móviles de las que no dejan rastro.


Hidymec

En el caso de este acusado la Guardia Civil no llegó a detenerle porque que cuando fueron a su casa de Granada había huido y no lograron dar con su paradero hasta siete años después, en diciembre de 2014. Desde esa fecha está en prisión preventiva.
Ahora la fiscalía pide para él nueve años de cárcel. Los otros detenidos aceptaron condenas similares en 2009.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here