La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real se ha dirigido por carta a la Diputación y a todos los ayuntamientos de la provincia afectados por el nuevo recorte del 10% a las dotaciones de riego planteados por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), para solicitar su apoyo contra esta decisión, de aplicación en la próxima campaña de riegos.

La restricción perjudica a los agricultores de seis de las ocho masas de agua del Alto Guadiana y Asaja Ciudad Real lo tilda en nota de prensa de «atropello» al sector agrario, que ya viene soportando desde hace 25 años grandes limitaciones.



«Se trata de un duro golpe para el sector agropecuario de la región que puede convertirse en el detonante para que miles de agricultores y ganaderos, que se encuentran al límite, decidan definitivamente abandonar su explotación y su pueblo», añade, para agregar que «puede ser el principio de un éxodo rural al que el campo se está viendo forzado».

De ahí que la organización agraria haya pedido a todos los consistorios que se pronuncien y den todo su apoyo al sector, «esencial» por su contribución a producir alimentos en cantidad y calidad para la sociedad, que fija población, genera riqueza y puestos de trabajo en la provincia.

INDEMNIZACIONES A LOS REGANTES



Paralelamente, Asaja solicita que se retome el Programa de Compensación de Rentas para los regadíos de Castilla-La Mancha.

Esto significaría la puesta en marcha de indemnizaciones a los agricultores para compensar la pérdida de renta de aquellos que reduzcan o abandonen temporalmente el consumo de agua para regadío.



De esta manera, por un lado, se contribuiría a recuperar los niveles hídricos de la zona, como ocurrió con el Programa de 1993 y su prórroga en 1998 tras obtener muy buenos resultados y, por otro lado, se compensaría la restricción sistemática de derechos que llevan años sufriendo los regantes del Alto Guadiana.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre