BLANCA_FERNANDEZ

La secretaria de organización del PSOE en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha criticado la incoherencia ideológica que está llevando a cabo Izquierda Unida (IU), formación a la que ha reprochado que “con palabras defiende el modelo público sanitario que construimos los socialistas, pero con hechos apoya a gobiernos de derechas como el de Extremadura, que con gusto aplica los recortes sanitarios”.


Advertisement
Advertisement

No en vano, ha recordado que gracias a esa complicidad de IU, el Gobierno del PP extremeño con el presidente José Antonio Monago a la cabeza ha asestado un recorte de 250 millones en políticas sanitarias en sus tres años de gestión, con una reducción de 300 euros por habitante y año a este tipo de asistencia.

Además, la Junta de Extremadura ha duplicado en ese tiempo las listas de espera, que han experimentado un incremento del 100%, y ha cerrado 21 Puntos de Atención Continuada o urgencias nocturnas, ha despedido a 500 profesionales de la sanidad, incumple la Ley de Garantías en listas de espera y pruebas diagnósticas y está dejando morir por inacción la figura del Defensor del Paciente.



“Recortes que con gusto se aplican en todas las comunidades autónomas donde gobierna el Partido Popular, pero donde son más sangrantes es donde la derecha tiene el apoyo estratégico de Izquierda Unida, y esto debe quedar muy claro”.

Unos argumentos que Fernández ha empleado para dejar clara la posición de unos y otros a la hora de definir su posición respecto a la sanidad, que, “lamentablemente, con el Partido Popular ha dejado de ser universal, está dejando de ser gratuita y cada vez es menos pública”.

La también diputada regional socialista ha dicho que el mejor ejemplo para ilustrar esta diferencia de modelo lo encontramos en Castilla-La Mancha, donde “Cospedal está cerrando plantas de hospitales, quirófanos, ha intentado cerrar las urgencias rurales y también ha intentando privatizar hospitales, y mientras tanto, las listas de espera cada vez son mayores”.

Frente a ese modelo recortador y privatizador que aplica el PP y apoya IU, Blanca Fernández ha defendido el modelo del PSOE, el de “una sanidad pública, universal, gratuita, equitativa y de calidad, con medidas que permitan una buena gestión y la generación de ahorros sin recortar derechos ni prestaciones”.

Ideas muy claras en sanidad, tanto que Fernández ha finalizado asegurando que otras de las medidas que cumplirá el PSOE en cuanto tenga la oportunidad de gobernar serán “suprimir los copagos introducidos por el gobierno del PP y paralizar y revertir los procesos de privatización de la gestión de los hospitales y centros de salud públicos impulsados en determinadas comunidades autónomas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here