La Asociación WADO LGTBI de Castilla-La Mancha afronta este fin de semana la celebración del Orgullo con la mirada puesta en la «lucha feminista», el acoso laboral sufrido por la orientación sexual y las agresiones homófobas.

En un comunicado con motivo del día internacional del Orgullo LGTBI, la organización, que nació como plataforma en Guadalajara hace diez años, ha explicado las razones por las que, a su parecer, el colectivo debe salir a la calle a reivindicar sus derechos en un Orgullo que este año conmemora el cincuenta aniversario de los disturbios de Stonewall, «donde personas oprimidas por injustas leyes y costumbres, por una sociedad supremacista patriarcal heteronormativa, decidieron plantar cara y mostrase firmes ante la injusticia».



En este punto, considera que el colectivo LGTBI representa todas las realidades sexuales «no normativas o no nombradas». Al hilo de esta idea, ha abogado por reivindicar el feminismo.

«No podemos pedir derechos por la diversidad y no luchar por la igualdad real de más del 50% de la población», ha asegurado la entidad, antes de agregar que WADO abandera una «lucha interseccional» e inclusiva por los derechos de diversos grupos sociales como los migrantes o las personas con discapacidad.

Del mismo modo, ha subrayado la necesidad de defender los derechos LGTBI desde la infancia hasta la vejez y ha apuntado que sus peticiones no solo se reducen al «hombre blanco» sino los ciudadanos de todo tipo de razas. «Si no se visibiliza esta realidad, es que algo estamos haciendo mal. Seguimos practicando pautas del hetero cis patriarcado», ha afirmado.

Además, WADO LGTBI ha hecho hincapié en la necesidad de protección frente a la discriminación y la exclusión social a la que se enfrenta a diario este colectivo.

«Necesitamos sentirnos protegidas de los insultos, de las agresiones, de los matones del colegio, de los cuchicheos, de las miradas por el rabillo del ojo, del jefe de personal que evita contratarnos, de la indiferencia de la administración pública o de que nos utilicen como lavado de cara», ha lamentado.

Por todo ello, ha pedido que se salvaguarden estos derechos con leyes políticas. En concreto, ha reclamado una ley autonómica y otra estatal que «nos proteja ante la discriminación y que nos ampare en todos nuestros derechos». En suma, ha concluido que el objetivo último de este Orgullo es «pelear» por un mundo sin discriminación.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre