mujeres coooperativas

Mujeres cooperativistas de todas partes de la región se han dado cita durante esta mañana en la jornada ‘La gestión en clave de mujer’ que se ha celebrado en Mota del Cuervo, Cuenca, con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural en la Cooperativa Nuestra Señora de Manjavacas y que ha contado con el objetivo de fortalecer el tejido cooperativo y empresarial femenino de la región.



Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y en particular su fundación, COOPERACTIVA ha estado presente a través mujeres de cooperativas que están apostando desde Castilla-La Mancha por la igualdad de oportunidades en las cooperativas agroalimentarias, trabajando en proyectos de ámbito nacional y europeo en programas que intentan hacer visible los roles que juegan en el mundo rural, al mismo tiempo que analizan proyectos ligados al desarrollo de nuevos yacimientos de empleo.

En el acto, presidido por la presidenta del gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ésta ha destacado que en la región la tasa de mujeres que vive y trabaja en el medio rural es del 16%, frente al 6% del resto de España y ha declarado que “la modernidad es poner a la mujer en el lugar que le corresponde en el momento presente” y que “la mujer es la necesaria articulación para dar el paso a la modernidad en el medio rural”.



Dentro de las acciones preparadas para esta jornada se han llevado a cabo diferentes mesas de debate, donde se han podido detectar algunos de los problemas más graves ante los que se enfrentan las mujeres a la hora de desarrollar su trabajo en las cooperativas en particular y en el mundo laboral en general.

Entre las conclusiones obtenidas, se señala la falta de formación e información con la que cuenta la mujer. La secretaria de la Cooperartiva  San Isidro Labrador de Las Pedroñeras, Julia Escudero, ha destacado que “aun se encuentran muchas barreras a la hora de la gestión de las cooperativas, sobre todo en materia de información dado que muchas mujeres aún no saben dónde acudir para realizar trámites o pedir ayudas al desarrollar su actividad económica”.



Cooperativas Agro-alimentarias cree firmemente en el trabajo que hombres y mujeres aportan a las cooperativas y por ello tiene previsto desarrollar en la próxima semana unas jornadas formativas en Las Pedroñeras donde se pretende trabajar sobre la formación de la mujer rural.

La mujer como motor social



Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, a través de su Fundación COOPERACTIVA, se encuentra en estos momentos trabajando para poner en valor el trabajo de la mujer y su posición dentro del mundo rural y la economía. Desde hace años, viene trabajando en distintos proyectos para mejorar el papel que juegan las mujeres rurales en las Cooperativas. Fruto de ello son proyectos como el Integra, en el que se sacaron conclusiones importantes, a la vez que obtuvo el reconocimiento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a través de un galardón el pasado año en el día de la Mujer Rural, a través de la gerente de la cooperativa donde se desarrolló el proyecto, programas formativos de sensibilización a consejos rectores, programas formativos sobre emprendimiento social y liderazgo femenino y planes de empresa específico que analizan nuevos horizontes de empleo, todos ellos de la mano de otros países europeos como Liechtenstein, Islandia y Noruega.

Igualdad de género



En la actualidad, y según los datos del Proyecto Integra desarrollado por Cooperativas Agro-alimentarias, existen 3.431 personas en los Consejos Rectores de cooperativas y, de ellos, solamente 188 son mujeres. Además, tres de cada 100 socios que son hombres, son miembros del Consejo Rector, sin embargo solo una de cada 100 mujeres lo son.

En la configuración estructural de las explotaciones agrícolas de España, donde tan sólo en el 30,5% de ellas la mujer es la titular de la explotación y, por tanto, en la teoría asume toda la responsabilidad y toma las principales decisiones. Sin embargo, no siempre la titularidad de estas mujeres implica un contacto con la explotación y  de hecho, en muchas ocasiones delegan en los varones ese espacio de actuación. Poco a poco se va apostando por la titularidad compartida en las explotaciones agrarias. Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma en número de explotaciones inscritas en el Reticom, pero aún queda un largo camino por recorrer. Desde Cooperativas Agro-alimentarias se apuesta por ir de la mano en las distintas líneas de trabajo que se desarrollan en cada momento, para hacer visible el papel de más de 33.000 mujeres socias de cooperativas agroalimentarias, para que tengan cada vez más activo en sus cooperativas, que aporten más valor del que ya aportan y apuesten por el desarrollo del medio rural y la creación de proyectos emprendedores.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre