20160329 Entrega Diplomas EFA

Un total de 45 trabajadores de Caja Rural Castilla-La Mancha han obtenido la titulación de Asesor Financiero (DAF – EFA Nivel I) y Asesor Financiero Europeo (EFA II) emitidos por la Asociación Europea de Planificación Financiera (€FPA), titulaciones que elevan la capacitación de los profesionales dedicados a la actividad financiera, ya que proporcionan información técnica especializada sobre los procesos y operaciones de los mercados financieros.



Los trabajadores de la Entidad recibieron los diplomas acreditativos en los Servicios Centrales de la Caja en un acto que contó con la intervención del presidente del Comité de Acreditación y Certificación de EFPA España, Alfonso Roa Díaz-Regañón, y del director general de la cooperativa de crédito, Víctor Manuel Martín López. También asistieron la directora de la División de Recursos Humanos y Jurídica, Paloma Gómez Díaz; y el director de la División de Negocio, Enrique Muñoz Sánchez.

Martín López: “Nuestra Entidad potencia la inversión en formación”

El director general de Caja Rural Castilla-La Mancha felicitó a los nuevos titulados por su esfuerzo y constancia al haber compaginado su labor profesional con los estudios y agradeció a EFPA su cooperación cercana y estrecha, así como el hecho de ofrecer a los empleos una enseñanza de excelencia, impartida por profesores dotados de gran experiencia y valía.

Martín López señaló que la formación es la mejor de las inversiones posibles, pues enriquece las habilidades, conocimientos y capacidades de los empleados y, con ello, se contribuye a optimizar la eficiencia y la calidad del servicio que se proporciona a los clientes. “La inversión en formación constituye una ventaja competitiva con el resto de entidades del sector financiero y confiere un valor añadido a nuestra plantilla, dato importantísimo en estos momentos de cambios constantes y exigencias normativas. Trasladar a los clientes de la Caja un servicio cercano y de calidad solo es posible si contamos con profesionales dedicados y a la vanguardia en nivel formativo”.

Alfonso Roa: “Los clientes exigen personas cualificadas que les recomienden y aconsejen”

Por su parte, el responsable de EFPA España agradeció a Caja Rural Castilla-La Mancha su apuesta constante por dotar a los trabajadores de información técnica especializada en asesoría y planificación financiera, vital a su juicio ya que los clientes cada vez más exigen personas cualificadas que ofrezcan recomendaciones objetivas en los productos que contratan, que les informen sobre las características específicas de los servicios y les aconsejen sobre los beneficios o consecuencias que acarrean. En este sentido, apuntó que proporcionar toda esta información es clave para el desarrollo correcto del negocio y para fidelizar a los clientes con la Entidad y con los productos y servicios que ofrece.



204 empleados con títulos DAF y EFA II

Desde que la Entidad comenzó a apostar por esta formación reconocida a nivel europeo en 2005, hasta 121 profesionales de la Entidad han obtenido el Diploma de Asesor Financiero y 83 el de Asesor Financiero Europeo.

Este dato corrobora la relevancia que otorga la Caja a la formación de su plantilla de empleados, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio que ofrece a sus miles de socios y clientes distribuidos por toda Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y la provincia de Ávila.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre