La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha destacado, tras la reunión que ha mantenido este jueves el Gobierno regional con representantes de la comunidad educativa, que en dicho encuentro «ha quedado claro» que el curso escolar «termina en el mes de junio», después de que la portavoz de Cs en las Cortes regionales, Carmen Picazo, propusiera que este se pudiera extender hasta el mes de julio tras el cierre de los centros educativos por la epidemia de coronavirus.

Rodríguez, que ha comparecido en una rueda de prensa, ha explicado que julio es un mes en el que «tanto los docentes como los alumnos y las familias tienen que descansar».



«Han hecho un ejercicio enorme de adaptación, han trabajado intensamente, cada uno desde un ámbito diferente, y esa exigencia máxima tiene luego que verse reflejada en un descanso decisivo para afrontar el próximo curso escolar», ha señalado. Un curso que, ha añadido, será también «excepcional».

En este sentido, ha manifestado que todos los miembros de la comunidad educativa castellanomanchega se han mostrado partidarios de «intensificar todos los procesos de refuerzo» en el próximo curso 2020/2021 «no solo en el ámbito del primer trimestre», sino a lo largo de todo el curso para «compensar, paliar y nivelar todos los desajustes a nivel de aprendizaje» que se han ocasionado en el actual.

REPETIR CURSO, ALGO «EXCEPCIONAL»

Por otra parte, la responsable de Educación en Castilla-La Mancha se ha mostrado de acuerdo con las palabras de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que este miércoles señalaba que en este curso escolar la repetición de curso va a ser «una excepción». «Siempre ha sido para casos excepcionales», ha comentado Rosa Ana Rodríguez.

En este sentido, la consejera ha opinado que en este curso escolar debe procurarse aún más que el hecho de repetir curso no sea «una medida para penalizar al alumno» sino que sirva para «aquellos casos que, excepcionalmente, no puedan abordar enseñanzas superiores». Sin embargo, también ha considerado que esta situación «depende» del nivel educativo del que se esté hablando.

EL PROFESORADO DECIDIRÁ EN BACHILLERATO

Además, la consejera ha apuntado que desde el Gobierno regional no se han reglamentado las disposiciones de evaluación para este curso y, en el caso de los alumnos de Bachillerato que deben enfrentarse este curso a la Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU), ha sostenido que será el profesorado quien decida si cada alumno «tiene todos los conocimientos suficientes que le posibilita el acceso a pasar con garantías la EvAU y el acceso a los estudios superiores».

«En ese ámbito es donde nos movemos, con la entera confianza en los equipos docentes», ha defendido, insistiendo en que estos son «los que mejor conocen al alumnado».



En cualquier caso, ha puesto de manifiesto que «en ningún caso» ningún alumno de Bachillerato «puede verse disminuido en su calificación por aquello que acontezca en el tercer trimestre», afirmando que «hay que valorarlo por su esfuerzo y su trabajo más que por los contenidos». «Tenemos que hacer que sea evaluado con garantías de mejora, y en esa tesitura están todos los alumnos. Eso no quiere decir que vayamos a aprobar a todos», ha matizado.

BRECHA DIGITAL

Finalmente, Rosa Ana Rodríguez ha destacado el «despliegue monumental» llevado a cabo por el Ejecutivo autonómico para repartir recursos electrónicos a los alumnos con problemas de brecha digital, que se están repartiendo desde este miércoles en forma de tablets, router y otros dispositivos.

Respecto a este tema, ha querido agradecer la labores de directoras y directoras de los centros educativos, que han sido los encargados de «poner nombre» a los alumnos que sufrían esta brecha digital.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre